Aislamiento térmico en casas pasivas (Passivhaus)

aislamiento passivhaus

El tema del aislamiento térmico en casas pasivas es realmente interesante, emocionante y atractivo. 

En especial porque el estándar Passivhaus es reconocido mundialmente, y denota un estilo de arquitectura que se caracteriza por ser ético en materia energética. 

El potencial de las casas pasivas goza de un amplio reconocimiento en Alemania, (su país de origen), y en muchas otras naciones europeas importantes. 

También se ha extendido satisfactoriamente a Norteamérica, y por eso cada vez es más factible observar la construcción de casas pasivas en ambos continentes. 

Su éxito ha sido realmente abrumador y masivo. Y esto se debe, entre otras cosas, a que este estándar puede alinearse perfectamente con cualquier tipo de edificios, indistintamente de la zona climática. 

De igual forma, se ha consolidado como una de las soluciones más funcionales y efectivas para el uso sostenible de muchos recursos naturales. 

¿QUÉ SON LAS CASAS PASIVAS?

Antes de adentrarnos en la temática del aislamiento térmico en casas pasivas, es necesario que entiendas con certeza este concepto. 

Una casa es considerada pasiva cuando sus estructuras son económicamente eficientes. Asimismo, una Passivhaus es capaz de ofrecer un alto nivel de confort, sin que esto suponga un incremento en el consumo energético

De hecho, en una casa pasiva el consumo energético vinculado a los sistemas de refrigeración y calefacción es 80% menor al de una casa convencional. 

Afortunadamente, la climatización de una casa pasiva demanda poca energía. En concreto, estos edificios combinan un gran confort con un consumo energético mínimo.

Por lo tanto, se han convertido en una alternativa de construcción profundamente atractiva (tomando en consideración que últimamente los precios de la energía han experimentado incrementos sostenidos).

Esto es posible gracias a que funcionan como un estándar de gran rendimiento, en lugar de apegarse a un método de construcción específico. 

PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS DE UNA PASSIVHAUS

A continuación conocerás algunas de las características más destacadas de las casas pasivas. Aunque honestamente la lista es sumamente extensa:

  1. El nivel de aislamiento térmico en casas pasivas es realmente alto. 
  2. La envolvente del edificio está herméticamente sellada. 
  3. Los cerramientos no solo están bien sellados, sino también perfectamente aislados. 
  4. La construcción y el diseño de la casa carecen de puentes térmicos. 
  5. Los sistemas de ventilación son capaces de recuperar el calor, o la energía, de forma oportuna y eficiente. 
  6. Sus niveles de confort son sorprendentes. 
  7. Reducen el consumo energético hasta en un 80%
  8. Pueden adaptarse al clima local de manera magistral. En otras palabras, el estándar Passivhaus puede desarrollarse en cualquier lugar del mundo. 
  9. La construcción de una casa bien aislada se torna esencial desde el primer momento. Por ende, es un elemento predominante en la fase de planificación y ejecución.
  10. La longevidad estructural es inminente. En consecuencia, estos edificios siempre están libres de moho. Y por si fuese poco, el riesgo de sufrir humedades es ínfimo. 

AISLAMIENTO TÉRMICO EN CASAS PASIVAS

aislamiento termico casas pasivas

Es innegable que los costes de climatización y calefacción de estas edificaciones son menores a los de una vivienda tradicional. 

¿Pero cómo es esto posible? La respuesta es directa y concisa: gracias al aislamiento térmico en casas pasivas. 

Así como un termo sellado conserva las bebidas a la temperatura deseada, la envolvente de una casa pasiva se encarga de mantener sus estancias interiores a una temperatura confortable. 

Estas casas suelen tener temperaturas estables en todas sus superficies interiores, indistintamente de que sea invierno o verano. 

En una casa convencional esto suele costar mucho dinero, y además, la demanda energética requerida para alcanzar esta meta es considerable. 

Mientras que en una Passivhaus sucede exactamente lo contrario. Resulta que el aislamiento térmico en casas pasivas es el principal protagonista a la hora de ahorrar energía

Para ello es necesario que el espesor del aislamiento duplique o triplique el espesor del aislante que forma una construcción no pasiva. 

Tanto el espesor, como la correcta instalación del aislamiento térmico que envuelve la vivienda, fomentan el ahorro energético dramáticamente. 

También es crucial que no existan puentes térmicos para que la temperatura del hogar se mantenga estable durante todo el año. 

¿CÓMO SE AISLA UNA CASA PASIVA?

El criterio ganador para aislar una casa pasiva consiste en instalar una capa de aislamiento térmico continua.

No solo se aíslan las paredes, sino que también se sella la fachada, el suelo, las puertas, y por supuesto, las ventanas. 

Este tipo de aislamiento es completamente pasivo. Esto significa que no es necesario realizar tareas adicionales para alcanzar un máximo grado de confort. 

En realidad, de esto se encarga la propia arquitectura de la vivienda; apoyada rigurosamente en un correcto diseño bioclimático

El espesor del aislamiento es de vital importancia

Hace un momento mencionamos que el espesor del material aislante debe ser mayor en una casa pasiva. 

Sin embargo, es importante precisar que su grosor dependerá, mayoritariamente, de dos factores decisivos:

  1. La zona en donde se llevará a cabo la construcción. 
  2. Cada área de la vivienda. 

Por ejemplo, las fachadas y los suelos de una casa pasiva suelen requerir un aislante térmico de 20 centímetros de espesor.

Mientras que el grosor del aislante que se instalará en las cubiertas del edificio puede alcanzar los 30 centímetros. 

Según el Passive House Institute, los espesores que debería tener un material aislante en una casa pasiva que se construya en España, para conseguir una transmitancia térmica de 0,3 W/m2k,  deberían ser los siguientes:

  • 7,3 si el material utilizado es hormigón.
  • 2,5 si se usa tabique macizo.
  • 0,18 si el material es paja.
  • 0,13 si el aislamiento es estándar.
  • 0,08 si el aislante es mejorado.
  • 0,4 si se usa madera conífera.

También puede utilizarse celulosa o fibra de madera como material aislante, si se quiere preservar aun más el entorno natural. 

Efectivamente, estos materiales son más ecológicos porque son de origen natural. Por ende, reducen dramáticamente la huella de carbono. 

Adicionalmente, fomentan la excelencia del confort térmico en la edificación, sin comprometer al medio ambiente. 

Puentes térmicos: los peores enemigos

De cualquier forma, es necesario que el aislamiento sea continuo en todos los elementos de la casa, en aras de que no se generen puentes térmicos. 

Estos últimos hacen referencia a una zona lineal, o puntual, de la envolvente de un edificio, en la que se transmite el calor más fácilmente. 

Y dado que en ella existe una variación en la resistencia térmica, es comprensible que se rompa la superficie aislante. 

RECOMENDACIONES PARA ELEGIR UN AISLAMIENTO TÉRMICO 

aislamiento termico

Si te gustaría aprender a elegir un aislamiento térmico en casas pasivas que te ayude a reducir el consumo energético, y a vivir plácidamente, préstale atención a estas recomendaciones:

Dale prioridad a los aislantes orgánicos y biodegradables

La elección de materiales naturales, biodegradables y de baja transmitancia térmica es un factor crítico de éxito. 

El algodón reciclado, la celulosa, la fibra de madera, o la paja, son algunas de las opciones más valiosas y competitivas del mercado. 

Todos se caracterizan por ser naturales y funcionan perfectamente como aislantes térmicos y acústicos no contaminantes. 

Asegúrate de que el espesor sea el adecuado

Una vez más es necesario recordarte que el espesor del material aislante dependerá de los factores climatológicos de la zona donde será construida la casa pasiva. 

Uno de los más cruciales es la exposición solar (esto significa que el espesor variará considerablemente de acuerdo a su grado de intensidad). 

En tal sentido, es importante que el espesor del aislamiento de la cubierta sea superior al resto, ya que la radiación solar que recibirá durante todo el año será sustancial. 

Generalmente este espesor es de 30 centímetros. Mientras que el espesor del aislante térmico que se instala en suelos y fachadas promedia los 20 centímetros. 

Corrobora la ausencia de puentes térmicos

La envolvente térmica de la casa pasiva puede entenderse como “la piel” que la separa del exterior. Lo ideal es que esta capa protectora sea continua en: 

  • Cubiertas. 
  • Suelos. 
  • Muros.
  • Paredes. 
  • Fachadas.
  • Puertas.
  • Ventanas.

Si esto se logra como es debido no existirán puentes térmicos que alienten las pérdidas energéticas. En palabras sencillas, no habrá fugas de calor o frío.

ELIGE UN AISLAMIENTO TÉRMICO DE EXCELENTE CALIDAD

La elección de un aislamiento térmico en casas pasivas que sea eco amigable, y al mismo tiempo de excelente calidad, es completamente posible.

Si te aseguras de seguir los consejos que acabamos de compartirte es muy probable que tengas éxito y que el resultado final sea excepcional. 

No olvides que el aislamiento térmico juega un rol decisivo en el estándar Passivhaus, y que no solo es más gentil con el medio ambiente, sino también con tu bolsillo. 

Esto se debe a que reduce el consumo energético hasta en un 80%, y a que en muchos casos es posible prescindir de sistemas de climatización cuyos precios tienden a ser elevados.  

Si deseas obtener más información sobre este tema, o recibir una asesoría personalizada, te invitamos a contactar a CMYK Arquitectos. 

Y si quieres recibir más datos actuales sobre Arquitectura, Diseño o Construcción, no olvides seguir nuestra página de Facebook

 

Deja un comentario