fbpx

Cómo construir una casa

La aventura de convertirse uno en autopromotor y construirse su propia casa es algo realmente emocionante, pero en lo que no todo el mundo está dispuesto a embarcarse. Como construir una casa es algo realmente intimidante.

Bien sea por falta de interés, iniciativa, motivación o cualquier otro motivo. Lo cierto es que el hecho de convertirse en promotor de una vivienda propia es un sueño reservado solo para personas apasionadas y con energía para emprender un proyecto que suele durar una media de dos años hasta convertirse en realidad.

Los pasos para construir una casa son complejos y requieren una gran implicación por nuestra parte como autopromotores. Algo para lo que no todas las familias están preparadas. Se trata de un largo proceso que empieza en el momento en que decidimos iniciar la búsqueda de terreno, pasando por la obtención de financiación, la selección de arquitecto y la construcción de la casa.

En este proceso nuestra labor como arquitectos tiene una gran importancia. El acompañamiento a alguien que quiere construir el hogar de su vida durante todo el proceso de construirse su propia casa es algo verdaderamente apasionante. En muchos casos se establecen relaciones entre arquitecto y cliente que duran de por vida.

Y es que no es para menos. Diseñar un hogar es algo super personal e íntimo en el que nos pasamos horas dialogando con el cliente y reflexionando tratando de comprender cuál es su estilo de vida, que necesidades tienen y cómo van a utilizar su casa ahora y en el futuro.

Por este motivo hemos resumido este proceso en los siguientes pasos que detallaremos más exhaustivamente en otros artículos del blog. Así tendrás claro cuales son los pasos más importantes que tienes que saber si te has decidido construir tu propia casa:

 

PASO 0: CONTACTO CON EL ARQUITECTO

Como construir una casa

Este debería ser SIEMPRE el primer paso a dar y el que casi nadie hace. Date cuenta que la figura del arquitecto va a aparecer obligatoriamente en el proceso tarde o temprano. Al final el proyecto tiene que estar firmado por uno y visado por el colegio de arquitectos.

La mayoría de los autopromotores, seguramente por desconocimiento, contactan al arquitecto una vez ya tienen el terreno a disposición. En el peor de los casos a través del propio constructor, grave ERROR.

Función del arquitecto

El arquitecto, si es un buen profesional, es seguramente el único que va a velar realmente por tus intereses como autopromotor. Te escuchará desde el principio y defenderá tus intereses tanto emocionales como económicos ante cualquier otro involucrado en este proceso. Piensa que el constructor es el que mayor beneficio va a obtener en el proyecto. Éste siempre depende directamente del presupuesto de ejecución material (PEM). Por lo tanto va a ser el más interesado en que este sea lo más caro posible.

Nosotros siempre recomendamos contactar con un arquitecto incluso antes de empezar la búsqueda del terreno. Están habituados a realizar este tipo de labores y es siempre mejor ir acompañado de la mano de un experto que te pueda guiar en la elección del terreno ideal para lo que buscas.

Beneficios de contactar a un arquitecto

Comprar un terreno tiene muchas condiciones a valorar para que sea adecuado para construir. Si bien hoy en día es posible construir casi en cualquier lugar, los costes de construcción de una casa pueden variar en gran medida si el terreno no es adecuado.

Además el arquitecto os puede dar una primera orientación de costes. Tanto si el precio del terreno es adecuado como de los honorarios profesionales para el proyecto de arquitectura y de construcción de la casa. Aunque esté basado en baremos aproximados, os permitirá iniciar las conversaciones con bancos para la valoración de hipoteca en el caso que la necesitarais.

 

PASO 1: LISTA DE DESEOS

Una vez tengáis al arquitecto que os va a guiar en el proceso de comprar un terreno y construir una casa es el momento de guiarle en la definición de vuestras necesidades.

Para ello, es muy recomendable que realicéis una lista de requerimientos. En ella anotaréis todo aquello que penséis que tiene que incluir vuestra casa, el estilo de casas que os guste si ya tenéis una idea preconcebida (podéis mostrar fotos de otras casas que os guste) y sobretodo como ésta debe funcionar en base a vuestro estilo de vida actual y futuro.

Aquí os dejamos unas pequeñas pautas con las que podéis empezar:

–  ¿cuantos m2 necesitáis?¿Cuántas habitaciones necesitáis?
–  ¿requerís de mucho o poco espacio de almacenamiento?
–  ¿como preferis que sea la relación de la cocina con el comedor? ¿la preferís cerrada para evitar que el humo se propague o sois de los que os gusta tener relación con el resto de la familia o invitados mientras cocináis?
–  ¿necesitáis trastero, y despensa?
–  ¿necesitáis zona de lavado y secado de ropa?
–  ¿como os gustan la zonas exteriores? ¿preferís tomar el sol o un espacio sombreado y fresco para almorzar en familia? ¿queréis tener piscina?
–  ¿queréis que vuestra casa sea ecológica y autosuficiente y ahorraros de paso una buena cantidad en el consumo eléctrico y favorecer al medio ambiente?

Las dudas son muchas y las posibilidades son ilimitadas así que preparad esta lista lista con mucho cariño y sumo detalle. Así podréis ayudar desde el principio a vuestro arquitecto a diseñar la casa de vuestros sueños.

 

PASO 2: ESTABLECER UN PRESUPUESTO

Una vez tenéis claro lo que queréis y cuales son vuestras necesidades, es hora de pensar cuánto os queréis gastar en comprar un terreno y construir una casa. Debéis tener en cuenta que el presupuesto del que disponéis debe repartirse entre dos cosas que muchas veces pueden ser igual de importantes.

Así como no podéis gastar más de lo que podríais disponer, tampoco conviene reducir excesivamente el presupuesto. Debéis tener en cuenta que además del coste del propio terreno y de la construcción, vais a tener que invertir una parte del presupuesto total en técnicos que lleven a cabo el proyecto, abogados que gestionan la compra venta, escrituras u otros supuestos legales, así como una serie de impuestos, licencias y visados que se deberán abonar en cada una de las fases.

En este sentido vuestro arquitecto puede ser muy útil a la hora de asesoraros porque probablemente ya tenga experiencia en proyectos similares.

Seguramente pueda orientaros de una manera bastante fiable sobre todos costes asociados al proyecto para que antes de que os embarquéis en el proceso sepáis desde un principio a lo que os enfrentais y no os vayáis llevando sorpresas durante el transcurso de la construcción. Además así podéis visitar a los bancos con una idea clara de vuestras necesidades y posibilidades.

 

PASO 3: CONTACTO CON BANCOS

En el caso de que dispongais de dinero suficiente disponible para acometer el proyecto y no queráis financiaros podéis obviar este paso. La mayoría de los proyectos requieren de financiación. Aunque existen diferentes maneras de financiarse, la más común es mediante la solicitud de un préstamo hipotecario.

Tipos de financiación

La eterna duda de la mayoría de los autopromotores es siempre recurrente:

¿Me dará el banco una hipoteca para construir una casa? ¿Cómo saben cuánto dinero darme si todavía no la he construido?

Aquí iremos por pasos. Una vez habéis realizado el paso anterior de estableceros un presupuesto y haberlo consensuado con vuestro arquitecto para ver si esto concuerda con las expectativas que tenéis, entonces podemos iniciar las conversaciones de valoración de hipoteca.

Las hipotecas de autopromoción funcionan de manera distinta a las convencionales. Cada banco tiene sus propios criterios y reglas para concederlas. Algunos por ejemplo exigen que el autopromotor sea ya propietario de antemano del terreno. Esto os exigiría tener al menos el capital suficiente para la compra del terreno.

Proceso de financiación

Os aconsejamos que preguntéis a vuestro arquitecto por si él conoce qué bancos son los más propensos a dar este tipo de hipotecas. Igualmente debéis ir por vuestra cuenta a diferentes bancos e incluso sucursales. La mayoría de veces la concesion o denegacion de la hipoteca depende del propio director de la sucursal.

El banco debe daros una cifra máxima de hipoteca en base a la previsión que le presentéis distinguiendo entre capital propio y prestado.

Siempre debéis tener en cuenta que el banco nunca os dará el importe total de la hipoteca para construir una casa de una sola vez. Lo irá gestionando a lo largo de todo el proceso de construcción en base a certificaciones de obra construida.

Por ejemplo, cuando hayamos acabado la estructura, el constructor emite un certificado que sea revisado por el arquitecto. Conforme la estructura está realizada según lo acordado sobre plano, entonces el banco pagará esta parte al constructor.

 

PASO 4: BUSCAR UN TERRENO

Como construir una casa

La búsqueda del terreno es quizá uno de los pasos más complejos y más personales en todo el proceso. Aquí entran en juego multitud de factores que deben cuadrar con los requerimientos establecido previamente. Una vez encontrado un terreno que se ajusta a todos, debéis visitarlo y sentiros cómodos en el lugar.

Para nosotros este siempre nos parece un momento muy especial. Se trata del lugar en el que nuestro cliente se plantea iniciar un proyecto de vida junto a su familia, un lugar donde está todo por hacer y por pensar. Aquí es de vital importancia valorarlo de forma objetiva teniendo en cuenta todas las características y condicionantes del terreno.

Como siempre, debéis recordar que es fundamental antes de tomar la decisión de compra invitar a vuestro arquitecto para que vaya a visitarlo con vosotros. Así podrá hacer algunas comprobaciones previas a nivel de normativa y posibles cargas urbanísticas o fiscales.

A continuación vamos a exponer algunos puntos a tener en cuenta para la correcta elección del terreno:

Cómo construir una casa bien situada

Muchas veces la situación es una de las principales razones por las cuales escogemos una casa u otra. Si se encuentra en un lugar apartado y tranquilo o si está en pleno centro de la ciudad son elecciones que hacemos según nuestro estilo de vida o las necesidades que tengamos.

Esto debéis de tenerlo en cuenta ya que una parcela situada en el núcleo urbano tenga un costo por m2 cuadrado mucho mayor. Esto seguramente necesitará el mayor aprovechamiento de toda la superficie del solar con el consecuente crecimiento en altura, disponiendo seguramente de poca superficie exterior.

Por otro lado, en un entorno a las afueras probablemente podréis encontrar parcelas más amplias y económicas. También habrá menos restricciones urbanísticas y por lo tanto mayor flexibilidad a la hora de diseñar la casa. Además tienden a tener mayores espacios exteriores a mejor soleamiento.

Cómo construir una casa con buenas infraestructuras y comunicaciones

Antes de comprar un terreno, debéis aseguraros también de que dispone de todos aquellos servicios: suministro de agua, de electricidad, cableado, así como de alumbrado público y de alcantarillado. Para ello debéis de consultarlo en primer lugar con el ayuntamiento del municipio para que os lo confirmen. En caso de sean inexistentes habría que tenerlo también en consideración a la hora de establecer el presupuesto.

Al igual que se hace a la hora de comprar una vivienda de manera tradicional hay que tener en cuenta la conexiones con vuestro lugar de trabajo y de la cercanía a los lugares que frecuentamos. Para muchos es muy importante que tenga una buena conexión de transporte público. Esto a veces es incompatible con tener una casa en un entorno tranquilo alejado del núcleo urbano

Cómo construir una casa con buen soleamiento

La luz siempre es algo que nos gusta en un hogar. Que nuestra casa se pueda iluminar gracias a la luz natural del sol, es algo indispensable y muy saludable en cualquier hogar. Además esto ayuda sustancialmente a reducir el consumo de electricidad y calefacción.

Por esa razón, es fundamental que busquéis terrenos con un buen nivel de soleamiento. Lo ideal es que dispusiera de orientación a sur, para poder abrir grandes ventanas en estancias de día como la sala de estar y el comedor.

No debéis olvidar que no solo la orientación es importante. También es preciso también comprobar que los elementos cercanos como viviendas colindantes o árboles no generen sombras.

Cómo construir una casa bien orientada

A la hora de buscar terrenos y comparar los precios de unos con los otros debéis tener en cuenta que la inclinación del terreno encarece la obra, ya que será necesario hacer movimiento de tierras y construir muros de contención. En general vereis que el precio del m2 en los terrenos con pendiente suelen ser más baratos que otros similares de la misma zona. Por esto, mejor tended a buscar terrenos llanos a no ser que os decantéis por otros criterios como las vistas desde la parcela.

Además debéis considerar hacia dónde está orientado el terreno. Una inclinación hacia norte puede perjudicaros a la hora de recibir luz y aprovechar el sol. En el caso que queráis un terreno con pendiente intentad buscar una orientación de pendiente a sur, porque será más beneficiosa si la aprovechais abriendo ventanas hacia ella y aislando la fachada norte.

Cómo construir una casa según el tipo de terreno

Los cimientos de vuestra casa serán uno de los elementos que mayor parte del presupuesto de construcción se llevará. Por ello, el tipo de subsuelo que encontremos será de gran importancia.

Un terreno más bien blando, obligará a hacer unas cimentaciones más profundas para llegar hasta una capa de subsuelo más resistente en la que apoyarnos. En terrenos más duros no hará falta excavar a tantos metros de profundidad. En estos podremos trabajar con cimentaciones superficiales como zapatas o losas continuas.

Así, uno de los puntos clave en los pasos para comprar un terreno y construir una casa, será llevar a cabo un estudio geotécnico. Esto nos dirá qué capas conforman nuestro suelo, qué grosor tiene cada una y si hay presencia de agua en el subsuelo. Con él, se podrá definir qué tipo de cimentación va a necesitar la casa y qué coste va a tener esta parte de la construcción.

Una comprobación respecto al agua en la que no siempre se piensa, es en la inundabilidad del terreno. Si nuestra parcela está situada cerca de un río o en una depresión del terreno, hay que prever que el terreno pueda quedar inundado durante alguna época del año y tomar medidas al respecto.

Cómo construir una casa cumpliendo la normativa municipal

La edificabilidad y la ocupación de una parcela vienen definidos en la normativa municipal de cada pueblo o ciudad.

La edificabilidad de un terreno es el porcentaje de la superficie total que puede ser edificada, es decir, los metros cuadrados que se pueden construir contando todas las plantas de la vivienda.

La ocupación, en cambio, se refiere a la cantidad de metros cuadrados que podemos ocupar dentro de la parcela. Es decir, el porcentaje de superficie que puede estar construida dentro de nuestra parcela.

Además de estos factores es preciso leer con detenimiento y entender la normativa de construcción completa de nuestra parcela. Si no entendéis alguna cosa o no os queda del todo claro lo mejor es que consulteis a vuestro arquitecto que estará encantado de resolverla.

Éstas normativas suelen variar de una urbanización a otra en un mismo municipio. Pueden definir desde el color o los materiales de fachada, hasta el número de plantas y el tipo de cubierta o la apariencia del cerramiento exterior.

Otras afecciones y cargas

Es importante que comprobéis si el terreno está afectado por otras servidumbres. Estas podrían ser el paso de tuberías subterráneas del ayuntamiento o la futura apertura de un paso por un lado de la parcela. Se trata de derechos adquiridos previamente tanto de personas físicas como de entidades municipales y que no se podrán modificar tras la compra del terreno.

También deberíais solicitar en el ayuntamiento el plan urbanístico de la zona. En él se puede ver si tienen previsto construir en los próximos años más servicios, una autopista e incluso un aeropuerto.

Por otro lado, hay que comprobar que no haya deudas pendientes del antiguo propietario con el banco o el ayuntamiento, ya que podrían ser traspasadas a vosotros. Esto se puede comprobar en el registro de la propiedad mediante la solicitud de nota simple y es un factor importante en la negociación del precio de la compra.

 

PASO 5: COMPRAR UN TERRENO

Una vez que tengáis claro qué tipo de terreno, vuestro presupuesto y hayáis aclarado con el banco la financiación en el caso que la necesiteis, ha llegado la hora de adquirir el terreno.

Establecer un presupuesto

No hay ninguna partida 100% absoluta para saber qué porcentaje de vuestro presupuesto total se debe destinar a la compra del terreno. En general suele estar en el rango del 30-40%, aunque éste puede variar por multitud de factores.

Como ya hemos avanzado anteriormente en la sección búsqueda de un terreno, factores como la ubicación que inciden de manera directa sobre el precio del terreno. Otros factores como la inclinación, el soleamiento, la firmeza del suelo, etc. pueden hacer que el coste de la obra sea mayor. Todo esto lo deberéis también tener en cuenta a la hora de negociar el precio.

Oferta de terrenos

Hoy en día a través de internet podemos encontrar prácticamente toda la oferta disponible de terrenos. Ya sea a través de los propios agentes inmobiliarios con quien los propietarios hayan firmado exclusivas como a través los portales inmobiliarios donde los vendedores particulares pueden anunciar sus propiedades. Aunque igualmente en estos portales la gran mayoría de anuncios provienen de agencias inmobiliarias. Algunos de estos portales son idealista, fotocasa o yaencontre.

Debes de tener en cuenta algunas cosas si te decides dejarte orientar por un agente de la propiedad inmobiliaria (API) para la compra de un terreno. Lo primero y más importante es que su cliente es el propietario y sus honorarios por lo general son un porcentaje respecto al precio final de compra/venta. Por lo que a parte de defender los intereses de su cliente, que no eres tú, tenderá a querer vender el terreno lo más caro posible para cobrar mayores honorarios.

Una figura que está surgiendo últimamente en España importada de EEUU, es la del personal shopper inmobiliario (PSI). Éste si es contratado por el comprador y sus honorarios suelen ser fijos y establecidos de antemano, para que no haya ningún tipo de incitación. Además su objetivo es velar por los interés del comprador por lo que asesorará de manera más efectiva. Incluso puede negociar el precio con el propietario o el API en vuestro favor.

Hay que tener en cuenta que si un terreno se vende con contrato de exclusividad igualmente lo tendréis que comprar a través del API que gestione la venta.

Solicitar ayuda en caso necesario

Lo que os recomendamos es que os impliquéis 100% en la búsqueda del terreno y os apoyéis en el conocimiento de otros profesionales para no cometer ningún error. En este caso un arquitecto y un abogado especialista en este tipo de transacciones pueden ser fundamentales para que hagáis este paso de manera satisfactoria.

Formalización de la compra

Una vez decidido el terreno a comprar el primer paso para la formalización de la compra es el contrato de arras. Lo podemos definir brevemente como un contrato privado firmado por el comprador y el vendedor del terreno en cuestión. La firma de este contrato os permite reservar el derecho de compra del solar para que ningún otro comprador lo adquiera durante un margen de tiempo establecido. Durante este periodo podréis acabar de cuadrar la financiación para la compra.

Cuando tengáis la financiación aprobada por parte del banco entonces solo os falta firmar las escrituras ante notario. En es momento habréis completado el primer paso importante de vuestro proyecto: YA tenéis un terreno para construir!

 

PASO 6: DISEÑO DE LA CASA

Como construir una casa

Llegamos a uno de los puntos clave. Entramos en la fase de proyectar lo que se convertirá en vuestro hogar. Aunque cada caso es particular y no existen unas soluciones arquitectónicas universales, sí que hay una serie de cuestiones en las que deberemos fijarnos.

Cómo construir una casa práctica

Claro está que cada persona que se plantea construir una casa desde cero tiene unas necesidades y preferencias distintas. Por eso es tan importante definir desde un principio cuáles serán nuestros requisitos y hablar con el arquitecto para llegar al diseño más adecuado para vosotros. Esto ya lo tendríais que tener establecido en el paso número 1 cuando hicisteis vuestra lista de deseos. Ahora ya sabiendo como es el terreno, sí que es el momento adecuado para concluir esa lista y comprobar que se adecua a la normativa.

Cómo construir una casa confortable

A la hora de construir vuestra casa debéis de tener en cuenta que va a ser vuestro hogar y el sitio donde seguramente pasaréis más horas. Es importante pues, conseguir un confort térmico, lumínico y acústico.

Para conseguir una buena temperatura deberemos contar con varias estrategias arquitectónicas a parte de algún sistema de calefacción y/o refrigeración, tanto para el verano como para el invierno.

TIP: el cerramiento de la casa juega un papel fundamental. Una buena colocación de ventanas nos permitirá calentar la casa en invierno y un buen aislamiento mantener ese calor.

Para lograr el confort lumínico será importante definir el uso de las estancias y orientarlas en las fachadas indicadas.

TIP: la orientación de las estancias según su uso es totalmente relevante para conseguir este confort

El confort acústico, una cualidad a veces obviada, puede mejorar nuestra calidad de vida si conseguimos evitar ruidos molestos.

TIP: podéis utilizar la vegetación como aislante del ruido si tenéis esa posibilidad.

Cómo construir una casa con eficiencia energética

Es uno de los factores que por suerte se está demandando cada vez más actualmente. Podéis mejorar la eficiencia energética mediante estrategias de construcción pasiva consiguiendo así una casa más respetuosa con el medio ambiente. Ésta consume menos energía y además, os supone un importante ahorro económico.

Después de tener todo esto claro llega la hora de decidir quién se va a encargar de la realización del proyecto de arquitectura. Aquí hay básicamente 2 opciones:

–  La primera sería contratar directamente a un constructor para que se encargue el del problema. Opción que no os recomendamos para nada por las razones que ya hemos explicado anteriormente.

–  La segunda es dejaros orientar (en el caso que todavía no lo hubierais hecho) por un arquitecto de confianza. Esta es sin duda la mejor opción ya que el resultado final va a ser mucho mejor. El proceso va a convertirse en algo mucho más ameno y si se hace un buen trabajo no debería repercutir para nada en el presupuesto.

A partir de aquí empieza un proceso que dura aproximadamente 6 meses. Durante él se realizan reuniones constantes revisando y definiendo en detalle vuestra casa en función a vuestras necesidades establecidas.

En general los 3 primeros meses se trabaja de la mano del cliente con constantes reuniones de definición, cambios, idas y venidas, etc. Lo que corresponde a la definición del proyecto básico. Los meses 3 restantes se dedican a la definición en detalle de la construcción de la casa. Lo que corresponde a la realización del proyecto de ejecución, que es como se va a construir la casa definitivamente.

 

PASO 7: ENCONTRAR UN CONSTRUCTOR

Como construir una casa

Sabemos perfectamente que construirte tu propia casa muy probablemente sea un proyecto que vas a realizar una sola vez en tu vida (quizás el proyecto más importante a lo largo de ella). Además en el que vas a dedicar gran parte de los ahorros que tanto te han costado conseguir. Seguramente también tengas que solicitar una hipoteca que te tocará pagar durante los próximos años.

Entendemos perfectamente cuales son tus preocupaciones económicas. Nosotros mismo hemos pasado por ello y conocemos a muchas más personas que han estado en la misma situación.

Opciones para elegir correctamente

Llegados ya a este punto donde casi no hay marcha atrás y donde ya se ve divisa vuestro sueño solo a falta de materializarlo, viene una de las decisiones más importantes sobre todo en el aspecto económico y de la ejecución constructiva: la elección del constructor. Una mala decisión podría arruinar todo el proyecto y convertir todas tus ilusiones en pesadillas de la noche a la mañana. Por eso en esta parte vamos a darte un par de consejos para elegirlo correctamente.

El primero (no me cansaré de repetirlo) es que evites a toda costa acudir en primer lugar al constructor antes que al arquitecto. En este caso el constructor suele recomendar su arquitecto de confianza para el proyecto. Aquí el arquitecto nunca podrá estar de vuestra parte para defender vuestros intereses frente al constructor puesto que su trabajo depende de la buena relación con él y no con vosotros.

El segundo es la consecuencia directa del anterior: que busques primero tu arquitecto de confianza, que supuestamente ya te habrá realizado el proyecto arquitectónico, y sea él el que te ayude con la elección del constructor. Es importante que te ofrezca diferentes alternativas para que tengas una variedad donde elegir. Aunque sean de su confianza y haya trabajado varias veces con ellos, que no tenga ninguna vinculación económica, ya que vosotros sois sus clientes.

Proceso para elegir correctamente

El proceso debería ser lo más transparente posible. Por eso es muy conveniente que vosotros tambien traigais a algún constructor de vuestra confianza o que os hayan recomendado. Y después que se haga un pre-selección de todos los posibles candidatos.

En este punto el arquitecto debe redactar un documento denominado “mediciones”. En él se incluye todo el detalle del proceso de construcción, sistemas constructivos y materiales empleados. Después se entrega a los constructores seleccionados para que lo devuelvan completo con los precios de cada uno de los procesos.

Esto os permite comparar y negociar con cada uno de ellos para finalmente elegir la empresa que más os interese, que a veces no tiene por qué coincidir con la más económica. Quizá os interesa un determinado constructor porque se compromete a terminar la obra en un determinado periodo de tiempo o simplemente porque os ha dado mayor confianza.

Os aconsejamos que aquí os guieis un poco por vuestro instinto o que confiéis la elección a vuestro arquitecto. Sabemos por experiencia que a veces la opción más económica a priori no siempre acaba siendo así.

 

PASO 8: LICENCIAS Y PERMISOS DE CONSTRUCCIÓN

Como construir una casa

Tras cerrar el diseño del proyecto y todas sus especificaciones técnicas, éste deberá ser revisado por el Colegio de Arquitectos provincial para valorar su viabilidad.

Una vez resuelto el proyecto por el Colegio, se deberá presentar al ayuntamiento. Allí el arquitecto municipal deberá aprobar el proyecto y asegurar que cumpla con las normativas locales del lugar, para que os concedan el permiso de construcción.

La concesión de la licencia de obras pueden durar entre 1 y 3 meses si no hay ningún contratiempo. Aunque en ayuntamientos de grandes ciudades este proceso puede llegar a retrasarse hasta un año.

Lo normal es pensar que la licencia requiere 3 meses e intentar agilizar el proceso presentando el proyecto previamente por partes. Una primera parte más simplificada que sirve para iniciar los trámites de solicitud de licencia y que hemos denominado anteriormente como “proyecto básico”. Y una segunda parte donde se detalla todo el proceso de construcción y que hemos denominado “proyecto de ejecución”.

 

PASO 9: COMO CONSTRUIR UNA CASA

Como construir una casa

Elegir sistema de construcción

Por fin ha llegado el momento de construir la casa. La duración depende de lo grande y complejo que sea el proyecto (construir en pendiente o en lugares de difícil acceso es más complejo) y sobre todo del sistema constructivo que hayáis elegido en el proyecto arquitectónico. Para la casas prefabricadas el proceso puede durar de 3 a 6 meses. Pero si elegis construcciones más tradicionales como de ladrillo u hormigón in situ que requieren de procesos más manuales y lentos se os puede alargar hasta un año.

También es posible por ejemplo mezclar ambos. Es decir, construir una casa de madera que puede ser fabricada en parte en taller con maquinaria muy avanzada mientras en la obra se van construyendo los cimientos. Y por lo tanto, ahorrando tiempo de construcción total.

Agentes imprescindibles en la construcción

Aquí es absolutamente imprescindible que tengáis un director de obra que controle todo el proceso y verifique que se construye exactamente como se ha acordado en el proyecto de ejecución. Esto lo podéis dejar en manos del constructor si os gusta el mambo o más recomendable se lo podeis encargar a vuestro propio arquitecto que os ha diseñado la casa.

También tenéis que tener en cuenta que al tratarse de un proyecto de obra mayor es obligatoria la figura del “aparejador” o como se le denomina ahora “ingeniero de la edificación”. Este será el encargado de la dirección exhaustiva de la construcción. Es decir, la supervisión y control de la correcta ejecución, por parte del constructor, de lo proyectado por el arquitecto.

Debe controlar la cantidad y la calidad de lo edificado. Imagínalo como a una figura perfeccionista en tu obra, que se encarga de llevar un checklist de cada detalle de la obra.

Normalmente el arquitecto suele tener unos cuantos aparejadores de confianza en su lista de contactos pero igualmente podéis contratarlo vosotros directamente si es de vuestra confianza.

Duración de la construcción

Por último como os he comentado a lo largo del artículo, se trata de un proceso que en total puede llegar a durar unos 2 años entre la búsqueda del terreno, el diseño y la construcción de la casa. Esto teneis que tenerlo en cuenta sobretodo si a la vez estáis pagando un alquiler donde vivís. Quizás os interese pagar un poco más a profesionales que os prioricen en su trabajo y así poder acortar algo la duración del proceso.

 

 

Como veis comprar un terreno y construir una casa es algo complejo. Aun intentando resumirlo en un artículo dándoos la máxima información sobre cosas a tener en cuenta, se que en cada paso se puede entrar mucho más en detalle. Además de mencionar miles de precauciones y decisiones que hay que tomar.

Por ello siempre considero fundamental y recomiendo el ir de la mano de un profesional en todo el proceso. Como os he comentado varias veces a lo largo del post, buscar y seleccionar al arquitecto antes de iniciar el proceso. De esta manera estaréis asesorados desde que busquéis el terreno hasta que se construya la casa y entréis a vivir.

Si después de haber leído las más de 5000 palabras que tiene el post, has llegado hasta aquí, no te has asustado ni perdido las ganas de construirte tu propia casa os animo a que nos contacteis y quedemos para tomar un café y hablar sobre vuestro sueño.

Si quieres estar atento de nuestras publicaciones nos puedes seguir en nuestra página de Facebook

 

 

2 comentarios en “Cómo construir una casa”

Deja un comentario