¿Cómo elegir un buen constructor?

Saber cómo elegir un buen constructor es fundamental a la hora de asumir cualquier proyecto de obra, ya que sus tareas y servicios juegan un rol vital en el proceso constructivo.

Por lo tanto, debes asegurarte de investigar a fondo a las empresas constructoras antes de cerrar negociaciones con ellas, para que verifiques su nivel de experiencia y su metodología de trabajo.

En estos casos es propicio recordar que lo barato sale caro. Es decir, que si te enfocas en contratar a un constructor por sus bajos precios, podrías terminar perdiendo tiempo y dinero.

Sin embargo, debes saber que la partida de la constructora suele ser la más alta del presupuesto.

De hecho, la diferencia entre el dinero que se destina al arquitecto o al aparejador, y la que se dedica a la construcción, es abismal.

Para que tengas una idea más certera al respecto te compartiremos un ejemplo hipotético. Supongamos que manejas un presupuesto de ejecución material de 200.000 euros para construir una casa.

En ese caso podríamos decirte que los dos primeros recibirían unos 16.000 euros en conjunto, mientras que el monto que percibiría la constructora podría multiplicarse por 12.

cómo elegir un buen constructor

 

¿CÓMO ELEGIR UN BUEN CONSTRUCTOR?

Hoy nos gustaría explicarte cómo elegir un buen constructor. Es decir, uno que esté en capacidad de garantizarte el éxito de tu proyecto.

En la actualidad, existen muchas empresas constructoras en España que se caracterizan por trabajar con ética, responsabilidad, compromiso y profesionalismo.

Y precisamente en ellas debes confiar si no quieres correr el riesgo de arruinarte durante la ejecución de una obra nueva.

El fin ulterior de este artículo es que le prestes atención a los consejos que te daremos a continuación, para que puedas tomar decisiones acertadas e inteligentes a nivel constructivo y financiero.

Recomendaciones para escoger un buen constructor

Si te enfocas en seguir estas recomendaciones es muy probable que generes una alianza favorable con la compañía constructora.

1. Verifica que posea su respectiva solvencia

La solvencia del constructor habla por sí misma, y el hecho de que no la posea enciende alarmas importantes.

Su utilidad es muy grande, ya que te permite saber si el constructor debe dinero, o peor aun, si está en bancarrota.

Desafortunadamente, existen muchas empresas deshonestas que solo buscan estafar a sus clientes.

Su estrategia consiste en seguir ofreciendo sus servicios “profesionales” en el mercado con la intención de usar el dinero de sus clientes para saldar deudas, o ponerse al día con las obras que presentan retrasos.

De modo que es indispensable chequear que el constructor esté solvente desde el primer momento que te presente sus servicios.

cómo elegir un buen constructor

2. Estudia su trayectoria

Otro aspecto importante que no debes pasar por alto es investigar la reputación y credibilidad de la compañía. Por ejemplo, ¿se caracteriza por hacer buenos trabajos?, o ¿no es de confiar?

Si quieres responder a estas interrogantes deberías comunicarte con el ayuntamiento correspondiente. Específicamente con alguien del Departamento de Inspección de Edificios, o de Desarrollo Económico.

Así podrías obtener información precisa, actualizada, veraz y certera sobre el desempeño del constructor. Y en consecuencia, sabrás a quién te enfrentas.

Otro aspecto fundamental que debes tener en mente son sus años de experiencia. Lo más aconsejable es que trabajes con un constructor que sepa lo que hace, y no con uno que deba recurrir a ti en todo momento para solucionar problemas.

¿Te imaginas trabajar durante seis o 12 meses con un constructor que acuda a la dirección facultativa para atender asuntos de su competencia?

Trayectoria vs Precios competitivos

Paralelamente, saber cómo elegir un buen constructor implica comprender que sus precios no serán modestos.

Es simple: construirse una gran trayectoria, o sumarle años de experiencia a su carta de presentación, no solo se traduce en una buena reputación, sino también en precios más competitivos.

La clave para no elegir mal consiste en no dejarte llevar únicamente por los precios. También debes saber ponderar y valorar sus mayores atributos y beneficios.

En palabras sencillas: no dudes en revisar su currículum de obras, o en visitar las viviendas o edificaciones que haya construido, para que puedas apreciar mejor sus talentos.

Sin duda, si aprendes sobre cómo elegir un buen constructor, y le das el peso justo a su buena trayectoria, es muy probable que la relación contractual sea positiva.

Hoy en día, las empresas constructoras con buenas trayectorias suelen estar solventes y manejar precios razonables, lo cual es conveniente para ti desde cualquier punto de vista.

Háblanos de tu proyecto

Reserva una videollamada con nosotros donde resolveremos todas las dudas que tengas de tu proyecto

 

3. Conoce, analiza y compara precios

Este es uno de los consejos más valiosos y relevantes que podemos darte para que sepas cómo elegir un buen constructor.

Al principio te dijimos que la constructora puede inflar profundamente el presupuesto de obra con sus precios. Pero recuerda que un precio elevado no siempre es sinónimo de calidad y excelencia.

Elegir a un constructor únicamente por sus precios puede ser un grave error. En especial si no tienes mucha experiencia al respecto, o si tus conocimientos de edificación no son tan avanzados.

Lo más importante es que sepa hacer su trabajo correctamente y que te ofrezca garantías durante todas las fases del proyecto.

Por otro lado, si los precios son muy bajos, o si sencillamente hay algo que te causa ruido, deberías enfocarte en esto.

No te dejes llevar por falsas promesas, o por ofertas desproporcionadas que carecen de comprensión y sentido.

Es cuestión de conocer, analizar y comparar precios y presupuestos de manera detallada y precisa.

Tómate tu tiempo e investígalos a fondo para que puedas identificar cantidades y calidades similares, y al final elijas al constructor que te ofrezca el precio más realista y conveniente.

En concreto, los precios muy altos no siempre son dignos de fiar, y aquellos que están por debajo de la media suelen levantar sospechas que no deberías ignorar ni subestimar.

4. Optimiza tus recursos y tu tiempo

Aunque no lo creas, este es uno de los factores más menospreciados por quienes están en la búsqueda de un buen constructor.

Pero lo cierto es que su relevancia se equipara a la de los tres consejos que acabamos de compartirte.

Optimizar tu tiempo y tus recursos parte por hacer investigaciones eficientes y efectivas. No se trata de contactar a empresas a dedo, sino de tener criterio para hacerlo de forma exitosa.

Si eres nuevo en esto te recomendamos sacarle provecho a la asociación local de constructores de viviendas.

A través de este organismo podrías obtener un listado actualizado sobre los constructores que se especializan en las viviendas o edificaciones en las que estás interesado.

Por otro lado, debes saber que en este punto los agentes inmobiliarios también pueden convertirse en grandes aliados.

Esto se debe a que manejan un gran cúmulo de información sobre los mejores constructores del mercado (incluyendo su trayectoria, reputación y ética profesional).

Si confías en estas fuentes primarias de información estarías optimizando al máximo tanto tu tiempo, como muchos otros recursos intangibles.

Define parámetros desde el principio

Aunque también deberías tener claro, desde el principio, el tipo de casa o edificación que realizarás, para que puedas perfilar la búsqueda de constructores de forma correcta.

Ten en cuenta que existe un constructor ideal para cada obra de acuerdo a su trayectoria, experiencia, calidad del trabajo, estilo constructivo y comunicativo, etc.

Digamos que si estarás a cargo de la construcción de una vivienda de dos pisos, deberías contactar a los constructores que se especialicen en ese tipo de edificaciones.

Definir estos parámetros desde el principio te ayudará a tomar mejores decisiones, y esto podría ahorrarte dinero y dolores de cabeza.

cómo elegir un buen constructor

5. Programa entrevistas presenciales con los constructores

Una vez que tengas el listado de posibles constructores deberás programar las respectivas entrevistas.

Lo más correcto es que te reúnas personalmente con cada constructor, o en su defecto con su representante de ventas, para que puedas realizarle todas las preguntas que te interesan. Estas podrían ser algunas de ellas:

  • ¿Cómo lleva a cabo el proceso constructivo?
  • ¿Se trata de un constructor local?
  • ¿Posee licencia?
  • ¿Cuáles son los plazos de ejecución y entrega que maneja?
  • ¿Su personal son empleados?, o ¿sus trabajadores están subcontratados? Ten en mente que en este último caso los plazos de entrega tienden a ser más largos.

Esta también sería la ocasión perfecta para solicitar algunas credenciales y referencias, así como para dialogar sinceramente con el constructor.

Promueve la cordialidad y una comunicación asertiva

Intenta mostrarte receptivo y no te niegues a responder todas las preguntas que pudiese hacerte el constructor o su representante.

Lo más probable es que esté interesado en conocer tus inquietudes o requerimientos sobre el proyecto, así como muchos otros detalles importantes de la obra.

Esa es una excelente manera de emparejar a los compradores con las soluciones constructivas o habitacionales que más les convengan.

Es fundamental que entables una buena relación con el constructor y que te sientas cómodo con él, para que la comunicación y la sinergia entre ambas partes sea fructífera.

Luego de concretar estos encuentros personales con el constructor deberías estar preparado para elegir al que más se ajuste a tus necesidades actuales.

buena empresa constructora

 

PRINCIPALES FUNCIONES DEL CONSTRUCTOR

Las empresas constructoras más completas, profesionales e integrales del mercado suelen prestar los siguientes servicios:

  • Realización de la obra: según sus especificaciones técnicas y respetando los tiempos mínimos requeridos.
  • Planificación y organización de la mecánica y de los trabajos de obra.
  • Organización de los espacios de trabajo. Coordina las labores de carga y descarga, está al pendiente de los talleres, del almacenamiento, las maniobras y de los propios accesos a la obra.
  • Control y orden de los grupos de trabajo.
  • Asignación de tareas y actividades a los operarios.
  • Interpretación de planos.
  • Seguimiento y control de ejecución en obra.
  • Cálculo de materiales y medición de la obra ejecutada.
  • Coordinación de trabajos con industriales y subcontratados.
  • Control de medios y maquinaria de obra.
  • Cumplimiento de las medidas de protección de riesgos laborales.
  • Verificación de procesos y resultados.
  • Ejecución del control de calidad.

Escoger a un buen constructor es tan importante como escoger a un buen arquitecto. Así que debes tomarte el tiempo que sea necesario para que tu decisión final sea verdaderamente acertada.

Háblanos de tu proyecto

Reserva una videollamada con nosotros donde resolveremos todas las dudas que tengas de tu proyecto

 

ELIGE A UN BUEN CONSTRUCTOR EN ESPAÑA

Los cinco consejos que acabamos de compartirte podrían resultarte muy valiosos si deseas conocer cómo elegir un buen constructor en España.

Básicamente, te ofrecen una orientación coherente, actualizada y sencilla sobre los pasos que debes dar para avanzar en la dirección correcta.

De cualquier forma, es vital que entiendas que sobre la empresa constructora reposa un gran compromiso, especialmente si el proyecto es muy complejo y ambicioso.

Finalmente, si quieres saber más sobre este tema te invitamos a contactar a CMYK Arquitectos.

Su equipo de expertos está 100% preparado para despejar tus dudas, así como para guiarte de manera más concisa y directa en este proceso.

Por último, no olvides seguir nuestra página de Facebook. Desde allí te compartiremos información valiosa y relevante sobre Diseño, Arquitectura y Construcción.

 

Deja un comentario

Abrir chat