Casas con cubierta vegetal: ecológicas y atractivas

Si sueñas con habitar un espacio rodeado de vegetación, que no sea ruidoso y que además te permita respirar aire puro, debes conocer a fondo las maravillas de las casas con cubierta vegetal.

Este tipo de viviendas son ecológicas y atractivas, y afortunadamente cada vez hay más personas dispuestas a flexibilizar sus presupuestos constructivos para aprovechar todos sus beneficios.

Las cubiertas vegetales te ayudan a ahorrar energía, no contaminan el ambiente, requieren un mantenimiento mínimo y hasta purifican el aire que respiras.

¿Te gustaría vivir en una casa ecológica? Continúa leyendo este artículo hasta el final para que descubras cómo puedes mejorar tu calidad de vida con una cubierta vegetal.

cubierta vegetal

 

¿QUE ES UNA CUBIERTA VEGETAL?

Una cubierta vegetal se define como un sistema que tiene una alta capacidad de adaptación a las temperaturas.

Las casas con cubierta vegetal se caracterizan por contar con una inercia térmica sumamente eficiente.

Por lo tanto, es completamente comprensible que sean capaces de regular el exceso de calor o frío de manera magistral.

Sin duda, el aislamiento que poseen este tipo de cubiertas tiene un gran capacidad de adaptación.

Háblanos de tu proyecto

Reserva una videollamada con nosotros donde resolveremos todas las dudas que tengas de tu proyecto

 

CONOCE EL ORIGEN DE LA CUBIERTA VEGETAL

Al investigar un poco sobre el origen de la cubierta vegetal descubrimos que está estrechamente vinculado con la “arquitectura vernácula”.

¿Alguna vez habías oído hablar de ella? Básicamente se refiere a la arquitectura que gestaron los pueblos autóctonos de cada región para suplir sus necesidades de hábitat.

Es decir, que los habitantes de dichos pueblos se las ingeniaron para crear soluciones de aislamiento y construcción 100% adaptables al medio en el que se desenvolvían.

Materiales utilizados en la arquitectura vernácula

Por eso no es de extrañar que los materiales más utilizados en aquellos tiempos hayan sido:

  • Paja.
  • Piedras.
  • Arcillas.
  • Madera.
  • Barro.
  • Hielo.
  • Bambú.
  • Vegetación o plantas.

Estos materiales eran locales (los nativos de cada pueblo los conseguían en su hábitat natural y los utilizaban para construir sus casas, tipis o iglús).

La arquitectura vernácula fue muy popular entre un gran número de pueblos nórdicos, europeos, africanos y mexicanos.

En las épocas ancestrales los nativos hicieron uso de su ingenio, inventiva e instinto de supervivencia para construir casas que les permitieran estar seguros y cómodos.

Y parte de esta comodidad implicaba mantener una temperatura agradable en el interior de la vivienda –para que no sintieran ni mucho frío, ni mucho calor-.

Ellos descubrieron que algunos tipos de vegetación les permitían lograr este cometido con éxito.

Fue así como empezaron a utilizar cubierta vegetal en sus techos para alcanzar un mayor grado de confort en sus viviendas.

 

¿COMO CONSTRUIR UNA CASA CON CUBIERTA VEGETAL?

El proceso constructivo de una cubierta vegetal cumple con un par de parámetros específicos.

Tradicionalmente la cubierta vegetal se construía de forma inclinada para que la nieve y el agua de lluvia pudiesen ser evacuadas con éxito.

Pero los tiempos han cambiado y las nuevas tecnologías han alentado la construcción de cubiertas vegetales sobre superficies planas que también permiten una correcta evacuación del agua.

La construcción también involucra un sistema de capas, las cuales configuran la totalidad de la cubierta vegetal.

 

CAPAS DE UNA CUBIERTA VEGETAL

1. La capa de la estructura

Esta capa funciona como una cubierta ajardinada y su rol principal es el de soportar su carga.

Hay que resaltar que la carga de una cubierta vegetal es mayor a la de una cubierta convencional debido al grosor de la tierra.

Además, cada vez que llueve se vuelve más pesada ya que la tierra absorbe el agua profundamente.

2. La capa del aislamiento térmico

Dependiendo de su posición el aislamiento térmico de las casas con cubierta vegetal puede ser de dos tipos.

Estamos hablando de una cubierta fría o caliente. La principal diferencia entre una y otra es la existencia, o inexistencia, de una cámara de aire.

¿Qué es una cubierta vegetal fría?

Cuando la casa tiene una cubierta vegetal fría dispone de una capa fina de aire entre el techo verde y el aislamiento térmico.

Dicha capa es crucial para enfriar la casa durante el verano, especialmente porque la cubierta recibe una gran cantidad de radiación en el día, y esta puede acumular temperaturas muy altas.

¿Qué es una cubierta vegetal caliente?

Una cubierta vegetal caliente sustituye la cámara ventilada por una barrera de vapor. De esta manera el vapor de agua entra y se condensa en la capa aislante satisfactoriamente.

Esto permitirá que la temperatura y la climatización de la vivienda sean las más idóneas durante el invierno.

3. La capa impermeable

La cubierta vegetal también debe contar con una capa impermeable. Hoy en día se utilizan las membranas de techo para fomentar la impermeabilización.

Son a base de un textil sintético, y aunque este material no es ecológico, igual es necesario utilizarlo porque no existen mejores alternativas en el mercado que cumplan con esta función tan eficientemente.

4. La capa de protección de raíces

Esta es una capa aparte que evita que el agua fluya hacia el interior de este tipo de viviendas.

En esencia, protege tanto a la cubierta como a sus estructuras de los posibles daños que pudiesen sufrir las raíces vegetales que contienen.

Las casas con cubierta vegetal necesitan contar con esta capa ya que poseen elementos vivos que necesitan un cuidado o tratamiento particular.

5. La capa de drenaje

La capa de drenaje cumple una gran función porque impide que el agua se estanque, sobre todo en las casas que tienen una cubierta vegetal plana.

Además, esta suele utilizarse para almacenar agua –la cual puede ser consumida posteriormente por las plantas para evitar que el sustrato se convierta en barro líquido-.

En cambio, cuando las cubiertas vegetales son inclinadas –tal como se construían antiguamente-, esta capa se puede obviar, siempre y cuando se le agreguen materiales porosos a la capa de soporte.

6. La capa del sustrato y la vegetación

Es la encargada de darle soporte a la vegetación ya que de allí se sujetan las raíces de las plantas.

Un aspecto clave de esta capa es que su grosor varía en función del tipo de vegetación utilizado para construir la cubierta vegetal.

Lo más idóneo es trabajar con especies locales que se adapten al clima del lugar.

Por ejemplo, si la cubierta será construida en un clima seco, o con una precipitación variable, es recomendable utilizar plantas que no necesiten un riego constante.

cubierta vegetal

 

BENEFICIOS DE UNA CASA CON CUBIERTA VEGETAL

Las casas con cubierta vegetal cuentan con múltiples beneficios, y la mayoría están relacionados con la ecología.

Por tal motivo, son popularmente catalogadas como casas ecológicas, y a continuación te explicaremos muy bien por qué.

1. Mejoran la calidad del aire naturalmente

En la era moderna respirar aire puro es prácticamente impensable, especialmente en las localidades más pobladas.

Esto se debe a que las grandes urbes tienden a estar muy contaminadas a nivel ambiental o atmosférico, y esto es algo muy fácil de constatar: ¡Basta con mirar el cielo y ver cuán congestionado está!

Por eso cada vez hay más personas intentando escapar de esta problemática, o apostando por proyectos constructivos ecofriendly, (parciales o integrales).

¡Respira aire fresco!

Las casas con cubierta vegetal son una gran solución para aquellos individuos que desean mejorar la calidad del aire que respiran.

Dado que estas casas cuentan con plantas o vegetación en el techo es posible que filtren tanto las partículas de suciedad como el polvo del aire.

De hecho, estas partículas o agentes contaminantes se adhieren a sus hojas naturalmente. Y no solo eso, también absorben ciertos metales pesados, e inclusive algunas partículas nocivas, como las que están presentes en los gases o aerosoles.

Como resultado, el aire que respiran los propietarios de este tipo de casas ecológicas tiene un mayor grado de pureza.

2. Regulan la humedad y la temperatura

Las plantas que habitan en las cubiertas vegetales son elementos vivos. Esto se traduce en que pueden regular la humedad y la temperatura de manera natural.

Para darle un poco de contexto a este punto debemos explicarte lo siguiente: la vegetación tiene la capacidad de reducir las oscilaciones de humedad y temperatura mediante:

  • La fotosíntesis.
  • El proceso de evaporación del agua.
  • El almacenamiento del calor de su propia agua.

Esto hace que la cubierta se enfríe apropiadamente durante la temporada veraniega gracias a que el agua que había almacenado la vegetación se evapora al ambiente.

Un estudio realizado por el Laboratorio de Control de Calidad en la Edificación del Gobierno vasco reveló que las cubiertas vegetales son más efectivas en los climas calurosos, o en aquellos lugares con temperaturas muy altas.

¿Qué sucede en verano y invierno?

Durante el invierno se registran temperaturas muy frías, así como una humedad excesiva, y por ende, la estrategia es diferente.

En este caso el plan consiste en condensar la humedad en las plantas de la cubierta durante la noche.

El almacenamiento del calor del agua reduce la humedad –la cual es retenida en la propia vegetación-.

Estos procesos naturales reducen dramáticamente el gasto energético de la vivienda. De modo que no es necesario recurrir a estrategias mecánicas o artificiales para climatizarla de forma correcta.

3. El aislamiento térmico es mayor

Las cubiertas convencionales requieren un aislamiento térmico. Sin embargo, las capas de sustrato y vegetación que tienen este tipo de casas son capaces de sustituirlo sin problemas.

Esto es posible gracias a que el aire que se concentra en la capa de sustrato funciona como una capa de aislamiento térmico, y mientras más densa y gruesa sea, mayor será su efecto aislante.

Por si fuese poco, cuando la vegetación es muy densa el viento no puede llegar al sustrato, y esto evita que el calor se pierda a causa del viento.

Este punto es muy importante ya que este tipo de pérdida de calor por convección –o por efecto del viento-, equivale a casi la mitad de la pérdida total de calor.

Háblanos de tu proyecto

Reserva una videollamada con nosotros donde resolveremos todas las dudas que tengas de tu proyecto

 

4. Propician el aislamiento acústico

Si deseas vivir en una casa que te de paz, tranquilidad y calma, entonces deberías prestarle atención a las casas con cubierta vegetal.

Las plantas que contiene dicha cubierta absorben muy bien el ruido exterior. En esencia, son capaces de transformar la energía sonora en energía calórica y de movimiento.

Además, la vegetación y el sustrato son capaces de dispersar el sonido, especialmente aquellos que tienen una mayor frecuencia.

Esto significa que puedes vivir en una casa completamente silenciosa, incluso si está ubicada en una zona altamente ruidosa o transitada.

5. Son atractivas a nivel paisajístico

Las casas ajardinadas, o con cubierta vegetal, crean una sinergia perfecta con el entorno natural.

El efecto a nivel paisajístico es impresionante, y esto es algo que le suma un gran atractivo a estas viviendas.

Paralelamente, la vegetación que habita en ellas propicia la biodiversidad ¿Te preguntas por qué?

Pues porque dependiendo de la época del año facilitan el transporte de semillas, tanto por el viento, como por los pájaros, y esto beneficia grandemente al ecosistema.

6. El mantenimiento de la cubierta es ínfimo

Las casas con cubierta vegetal son ideales en los climas mediterráneos; de modo que si vives en España puedes ahorrar un buen dinero y sacarles un gran provecho.

Hoy en día es completamente factible implementar cubiertas verdes o ecológicas que requieran un mantenimiento casi inexistente.

Esto es posible gracias a los jardines xerófilos, los cuales están conformados por plantas que no requieren de un riego continuo para mantenerse vivas.

Jardines xerófilos: perfectos en climas mediterráneos

Estos jardines son muy favorables en las regiones con clima mediterráneo puesto que allí las precipitaciones no son constantes.

Los expertos coinciden en que las cubiertas xerófilas necesitan un riego mínimo durante tres fases específicas:

  • En su fase inicial.
  • Durante el sembrado.
  • Cuando se realice el sembrado posterior a la instalación de la cubierta –en caso de que aplique-.

De resto, es muy probable que no necesite ningún otro tipo de riego o mantenimiento en el futuro.

Aunque debes tener claro que esporádicamente deberás desmalezar loas arbustos, o las hierbas que crezcan exageradamente, porque podrían causarle daños a algunas capas de la cubierta vegetal de la vivienda.

cubierta vegetal

 

¿TE GUSTARIA VIVIR EN UNA CASA CON CUBIERTA VEGETAL?

A lo largo de este artículo te explicamos las ventajas y beneficios de vivir en una casa con cubierta vegetal, especialmente si vives en España o en alguna otra región que tenga casas mediterráneas.

Sin embargo, si deseas conocer más sobre este proceso constructivo con cubierta vegetal te invitamos a contactar a CMYK Arquitectos.

Te garantizamos que su equipo te ayudará a entender muy bien esta temática tan interesante.

Por último, no olvides seguir nuestra página de Facebook para que conozcas más sobre Diseño, Arquitectura o Construcción ¡Ya verás que todos nuestros temas te resultarán útiles, atractivos y valiosos!

Deja un comentario

Abrir chat