¿Qué es CTE? Código Técnico de la Edificación

que es CTE

A pesar de ser uno de los marcos normativos más rigurosos del sector arquitectónico y constructivo, todavía hay personas que se preguntan qué es CTE. 

En teoría, el Código Técnico de la Edificación, (CTE), comprende las exigencias básicas que deben cumplir las edificaciones españolas, conforme a lo establecido por la Ley de Ordenación de la Edificación (LOE). 

Ha estado vigente desde el año 2006 y es de obligatorio cumplimiento en los edificios de nueva construcción en el territorio español. 

También es importante destacar que todas las construcciones que tengan un caracter residencial, o público, deben respetar las normativas del CTE (indistintamente de su nivel de sencillez). 

En este artículo te contaremos qué es CTE. Además, sabrás un poco más sobre su historia, estructura, contenidos, y por supuesto, abordaremos su ámbito de aplicación.

¿QUÉ ES CTE?

Si te preguntas qué es CTE, lo primero que debes saber es que esas siglas hacen referencia al Código Técnico de la Edificación. 

Dicho documento, corresponde a la disposición final segunda de la LOE. En conjunto, le dan vida al marco normativo encargado de regular las edificaciones en España. 

El CTE establece los requisitos básicos de habitabilidad y seguridad de las construcciones, según las definiciones contempladas en la LOE. 

La importancia del Código Técnico de la Edificación es superior. Esto se debe a que sus exigencias tienen implicaciones en las siguientes fases:

  • Proyecto. 
  • Construcción.
  • Mantenimiento. 
  • Conservación.

El CTE contempla los requisitos que deben cumplir las edificaciones, en relación a los siguientes aspectos:

  1. Seguridad estructural.
  2. Seguridad en caso de incendio. 
  3. Seguridad de utilización. 
  4. Higiene, salud y protección del medio ambiente.
  5. Ahorro de energía y aislamiento térmico. 
  6. Protección contra el ruido. 

ORIGEN DEL CTE

En los años 50, las normas técnicas que regulaban el sector de la edificación en España, le competían al Ministerio de la Vivienda. 

Por aquel entonces, esta reglamentación era desarrollada por la Dirección General de Arquitectura del Ministerio de Gobernación (cuya creación se remontaba al año 1937). 

Con el tiempo, esas reglas se convirtieron en las Normas Básicas de la Edificación, también conocidas como “NBE”. 

Esto sucedió específicamente en 1977; justo cuando el Gobierno decidió unificar toda la normativa vinculada a las edificaciones. 

Dichas normas tenían caracter de obligatoriedad. Por lo tanto, todos los agentes del sector, debían acogerse a ellas sin reproches. 

En paralelo, se añadieron las Normas Tecnológicas de la Edificación (NTE), al NBE, con la salvedad de que no eran de obligatorio cumplimiento. 

Después, en el año 1999 se publicó la Ley 38/1999 de Ordenación de la Edificación y para muchos, el fin de esta legislación era notorio y evidente.

Buscaba regular el sector de la edificación, tras actualizar y completar la configuración legal de los agentes que intervienen en dicho campo. 

Con la LOE se buscaba fijar las responsabilidades, obligaciones y garantías frente a los usuarios; partiendo de la definición de los requisitos básicos que debían satisfacer los edificios.

Real Decreto 314/2006

En resumen, el Código Técnico de la Edificación fue aprobado mediante el Real Decreto 314/2006.

Aunque estuvo sujeto a varias modificaciones a posteriori, de igual forma logró plasmar las exigencias de la LOE y traducir sus aspiraciones a un lenguaje técnico. 

En este punto, hay que destacar que una de las principales actualizaciones del CTE, respecto a la ley anterior que regulaba la edificación en España, es que adoptó un enfoque 100% prestacional.

En palabras más sencillas, el CTE enuncia los criterios básicos que deben cumplir los edificios, pero no especifica la forma en que deben cumplirse dichas reglas. 

Ese detalle ha favorecido significativamente a muchas tareas de investigación, desarrollo e innovación.

Adicionalmente, ha facilitado el uso de nuevas tecnologías en el sector construcción. Sin duda, el enfoque prestacional del CTE, ha permitido que se usen innovaciones técnicas, sin subestimar los elementos tradicionales del método de la construcción. 

ESTRUCTURA DEL CÓDIGO TÉCNICO DE LA EDIFICACIÓN

codigo tecnico edificacion CTE

Ahora que sabes qué es CTE, es momento de ahondar en su estructura y contenidos. De esa forma, podrías entender mejor su utilidad y relevancia en el ámbito constructivo. 

Este documento está dividido en dos grandes segmentos y a continuación los conocerás en detalle:

  • Exigencias básicas

Este segmento abarca las exigencias básicas vinculadas a la seguridad estructural de las edificaciones en caso de incendios. 

Pero también se encarga de los aspectos relacionados con la utilización y accesibilidad, ahorro energético, protección frente al ruido y salubridad. 

  • Documentos básicos (DB)

Son textos reglamentarios que trasladan al terreno práctico las exigencias básicas que se detallan en el primer segmento del CTE. 

Cada documento aborda la cuantificación y caracterización de dichas exigencias, y establece una relación de procedimientos que permiten acreditar su cumplimiento. 

Sin embargo, hay que destacar que, el director de obra, también puede apoyarse en soluciones alternativas, (bajo responsabilidad propia). 

Pero, en ese caso, el edificio debe cumplir con las exigencias básicas del CTE y esto debe justificarse documentalmente. 

¿Te preguntas cuáles son los documentos básicos que se incluyen en este código? De ser así te invitamos a prestarle atención al siguiente apartado:

DB SE: Seguridad estructural.

DB SE-C: Cimientos. Estos se subdividen en:

  • DB SE-A: Acero.
  • DB SE-F: Fábrica.
  • DB SE-M: Madera.

DB SI: Seguridad en caso de incendio.

DB SUA: Seguridad de utilización y accesibilidad.

DB HE: Ahorro energético.

DB HR: Protección frente al ruido.

DB HS: Salubridad.

Documentos de apoyo (complementarios)

Por otra parte, existen algunos documentos complementarios que permiten comprender y aplicar los documentos básicos del CTE con mayor eficacia. 

Se caracterizan por ser oficiales, pero no reglamentarios. Son fácilmente identificables como: 

  • Documentos de Apoyo (DA). 
  • Documentos Básicos con comentarios. 
  • Documentos Reconocidos (DR). 

Los últimos tienen un carácter técnico y son de aplicación voluntaria. Además, están inscritos en el Registro General del CTE y han sido reconocidos por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

OBLIGATORIEDAD DEL CTE

En este apartado, hay que resaltar que no basta con saber qué es CTE. (También es necesario conocer su obligatoriedad).

Todos los Documentos Básicos cuentan con un “Ámbito de aplicación”. Esta sección establece en qué casos es obligatorio apegarse al CTE y en cuáles no. 

Es importante que tengas claro que la obligatoriedad difiere entre un DB y otro. En consecuencia, en algunas construcciones pueden aplicarse ciertos DB y en otras no. 

Por lo regular, el CTE es de obligatorio cumplimiento en los edificios de nueva construcción. 

También hay que enfatizar que su cumplimiento no exime el respeto de las otras normativas vigentes en España, tales como:

  • Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios.
  • Instrucción Española del Hormigón Estructural. 
  • Reglamento de Seguridad Contra Incendios en los Establecimientos Industriales.
  • Reglamento Técnico de Distribución y Utilización de Combustibles Gaseosos.
  • Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión, entre otros.

¿CUÁL ES EL ÁMBITO DE APLICACIÓN DEL CTE?

Al principio te explicamos qué es CTE. Luego abordamos su historia, estructura y contenidos, y ahora, a manera casi conclusiva, nos enfocaremos en su ámbito de aplicación. 

Teóricamente, este documento debe aplicarse a las edificaciones públicas y privadas que:

  1. Sean de carácter permanente. 
  2. Tengan proyectos o memorias técnicas suscritas por un técnico competente.
  3. Que dichas memorias cuenten con su respectiva licencia (esta autorización es legalmente exigible).

De manera puntual debes saber que el Código Técnico de la Edificación se debe aplicar a las obras de nueva construcción. A menos que:

  • Tengan sencillez técnica.
  • Posean una escasa entidad constructiva.
  • No tengan carácter residencial o público (eventual o permanente).
  • Sean desarrolladas en una sola planta. 
  • No comprometan la seguridad de las personas. 

De igual forma, el CTE es aplicable a las intervenciones que se le realizan a los edificios existentes, tales como:

  • Reformas.
  • Ampliaciones. 
  • Cambios de uso. 
  • Remodelaciones. 
  • Rehabilitaciones.

En esos casos la obligatoriedad del CTE está supeditada a la naturaleza de la intervención y al grado de protección que podrían tener los edificios afectados. 

VIGENCIA DEL CTE EN ESPAÑA

Si estás inmerso en el sector de la construcción es relevante que sepas qué es CTE, puesto que sus disposiciones son de obligatorio cumplimiento, tanto en el proyecto, como en la ejecución de los edificios. 

Sin duda, la entrada en vigor del Código Técnico de la Edificación marcó un antes y un después en la modernización del marco normativo de la edificación en el territorio español.

En caso de que te interese conocer más sobre este documento, te invitamos a contactar a CMYK Arquitectos. 

Su equipo de profesionales está cualificado para atender y despejar tus dudas de forma expeditay responsable. 

Finalmente, no olvides seguir nuestra página de Facebook. Por ese medio compartimos información actualizada sobre Arquitectura, Diseño y Construcción.

 

 

 

 

Deja un comentario