< Volver a todos los artículos

¿Qué es el Cohousing? - CMYK Arquitectos

1 de diciembre de 2022 | Tecnología e innovación

¿Qué es el Cohousing? - CMYK Arquitectos

Aunque el origen de las viviendas colaborativas (cohousing) se remonta a la década los 60’s, todavía hay muchos estigmas sociales en cuanto a qué es el Cohousing

Sobre todo porque este concepto busca superar las alineaciones de las viviendas modernas y de muchos otros paralelismos arquitectónicos o habitacionales. 

El Cohousing surgió para romper moldes y esquemas. En especial, porque combina magistralmente la autonomía de las viviendas privadas e independientes, con un sinfín de privilegios anclados a las comodidades comunitarias

A diferencia de lo que muchos piensan, las viviendas colaborativas facilitan la interacción, las relaciones y la convivencia entre todos sus miembros. 

Esto no solo genera vínculos humanos más fuertes, sino que propicia un ambiente de hermandad y unión mucho más confortable

Acompáñanos a conocer qué es el Cohousing, cuáles son sus ventajas y por qué es un modelo que ha logrado superar los embates del tiempo con tanto arraigo. 

¿QUÉ ES EL COHOUSING?

Si vives en España es probable que te hayas hecho esa pregunta al menos una vez en la vida.

Pero de igual forma deberías familiarizarte con el concepto, ya que se prevé que este modelo podría cobrar más fuerza y popularidad en el país en el futuro inmediato. 

En esencia, el Cohousing hace alusión a una covivienda; un tipo de vivienda colaborativa que desafía la compartimentación de las viviendas actuales

La filosofía detrás de este modelo de vivienda tiene profundas implicaciones socio culturales. En parte porque intenta dejar atrás la apatía que pudiesen experimentar algunos propietarios (al vivir en casas muy independientes).

El Cohousing busca que los vecinos formen vínculos, desarrollen relaciones de confianza a largo plazo, y aprovechen todos los beneficios de vivir en colectivo. 

Aunque ciertamente este modelo de vivienda no es apto, o agradable para todo el mundo, es innegable que cada vez tiene más partidarios en ciertas locaciones de Europa (incluyendo a España). 

EL ORIGEN DEL COHOUSING

¿Pero cómo se originó esta idea de las viviendas colaborativas? Su historia empezó a escribirse en Copenhague, Dinamarca, en la década de los 70’s. 

De hecho, los registros revelan que la primera comunidad de este tipo fue construida en el año 1972 y su finalidad era alojar a unas 27 familias. 

El éxito de este planteamiento hizo que muchas personas empezaran a preguntarse qué es el Cohousing. Pero también elevó su interés a escala colectiva y no tardó en potenciar su atractivo. 

Desde ese momento el modelo de las viviendas colaborativas empezó a replicarse a un ritmo considerable en otros países del continente europeo. 

Algunos tildaban de “hippies” a los individuos que hacían vida en esas comunas, pero lo cierto es que el Cohousing no guardaba relación alguna con esto. 

Desde el inicio este concepto ha estado enmarcado en una serie de principios muy particulares y diferenciales

Asimismo, ha tenido un objetivo muy claro desde sus orígenes: dejar de concebir la vida desde una perspectiva eminentemente individualista. 

¿Con qué motivo? Con el de fomentar los términos de participación y colectividad, y también con el propósito de superar el sistema económico tradicionalista que pone la lupa en la individualidad. 

CARACTERÍSTICAS DE ESTE MODELO

Estas son algunas de las características propias de este modelo ¿Quisieras saber qué es el Cohousing de forma amena y sencilla? Entonces préstale atención a los siguientes apartados:

1. La concepción espacial de las coviviendas aboga por un espacio privado con áreas comunes muy extensas.

2. La comunidad que decide habitar estos espacios colaborativos comparte un interés superior: el de cambiar radicalmente su estilo de vida

3. El proceso o desarrollo de estas viviendas es 100% voluntario y participativo. De modo que no prima la individualidad ni lo impositivo

4. El diseño de un proyecto de Cohousing le da prioridad a la convivencia y al apoyo mutuo. El fin ulterior es fortalecer los procesos de socialización. 

5. Los espacios comunes de una covivienda están pensados para que sus habitantes compartan actividades de cuidado y recreación. 

6. El Cohousing no suprime la autonomía. Vivirás con otras personas, tendrás vecinos y compartirás espacios, pero aún tendrás tus zonas privadas e independientes. 

7. Las jerarquías en el Cohousing no tienen cabida. Al contrario, los esfuerzos se enfocan en la creación de entornos participativos para que todos los miembros tengan poder de decisión. 

FUNCIONAMIENTO DEL COHOUSING

que es cohousing

Aunque existen varios modelos de viviendas colaborativas, el factor predominante es la creación de proyectos de la mano de cooperativas. (En régimen de cesión de derecho de uso).

En consecuencia, esta modalidad de covivienda estipula el pago de una cuota mensual, a cambio de adquirir el derecho de uso de la vivienda y las zonas comunes. 

Sin embargo, hay que enfatizar que el inmueble es propiedad de la cooperativa. El punto de partida para ejecutar un proyecto de Cohousing es lograr que sus miembros compartan valores y objetivos. 

Estas viviendas son privadas y su estructura es bastante básica: poseen dormitorios, cocina, salón y baño. 

Mientras que en las áreas comunes, también conocidas como salas comunitarias, se disponen los salones de juego, televisión y estudios, la biblioteca, los talleres, jardines, la lavandería y hasta algunos huertos urbanos.

Un modelo de cooperativas

Entonces, ¿qué es el Cohousing y cómo funciona? Se trata de un modelo que está basado en la formación de cooperativas. 

Esto significa que el cooperativista debe pagar una cuota mensual para adquirir el derecho de uso de la vivienda y de sus áreas compartidas.

Es necesario aclarar que el Cohousing no atiende a una forma jurídica, ni a un medio de participación en bienes inmuebles

La forma de propiedad legal que predomina en toda la comunidad es la del estrato o condominio. (Aunque en algunos casos se elige la estructura cooperativa/compartida). 

Por otro lado, en la mayoría de los casos la toma de decisiones no es jerárquica, sino por consenso.

De cualquier forma, la comunidad debe someterse a las normas y leyes provinciales que rigen los estratos/condominios o las cooperativas/compartidas. 

VENTAJAS DEL COHOUSING

Las viviendas colaborativas tienen muchos encantos. Esto no es solo un modelo que desafía el egoísmo social o el individualismo extremo, sino que también:

1. Incentiva la socialización y le aporta una gran relevancia a las responsabilidades comunitarias compartidas. 

2. Crea un modelo de vivienda más eficiente y sostenible. Generalmente, fomentan el ahorro energético, aprovechan algunas fuentes de energía renovable y reutilizan los desechos.

3. Alienta a los miembros a cooperar entre sí y se maximizan los recursos obtenidos por la misma comunidad. 

4. Fomenta la socialización sin permitir que los miembros pierdan su independencia o autonomía. 

5. Mejora la calidad de vida de los cooperativistas. Sobre todo si son muy mayores y no se sienten a gusto llevando un estilo de vida solitario. 

6. El precio de una vivienda colaborativa es más asequible que el de una casa convencional. Además, los gastos mensuales comunes se reparten entre todos los miembros o vecinos.

EXPANSIÓN DEL COHOUSING POR EL MUNDO

El Cohousing es originario de Dinamarca y los Países Bajos. Por eso se ha asentado con éxito en esas regiones desde hace años. 

En la actualidad, al menos 1% de la población danesa hace vida en coviviendas, de acuerdo a un importante estudio divulgado en el Seminario Internacional de Investigación en Urbanismo.

Una gran parte de los Cohousings daneses se ubican a las afueras de las ciudades y se caracterizan por tener una casa en el centro, que se utiliza para cenar, jugar o realizar otras actividades comunitarias. 

Por lo general, están comprendidos por 15 o 30 edificios y adoptan la llamada “tipología de pueblo”. 

Mientras que las coviviendas suecas suelen ser más urbanas y exhiben un diseño arquitectónico más vertical. 

De igual forma, hay que mencionar que este modelo de viviendas colaborativas también empezó a extenderse a un par de países norteamericanos, como Estados Unidos y Canadá, en la década de los 80’s.

Kathryn Mc Caman y Charles Durret fueron los arquitectos encargados de acuñar el término inglés “Cohousing”, para referirse a esta peculiar fórmula residencial. 

El Cohousing en España

El Cohousing también logró expandirse paulatinamente hacia el norte de Europa. De hecho, en algunos países, como España, su influencia se ha extendido con mucha singularidad. 

Durante los últimos diez años se han construido coviviendas en varias locaciones españolas. Entrepatios, en Madrid, y La Borda y Sostre Civic, en Barcelona, son solo algunas de ellas. 

Ambos proyectos se caracterizan por tener un diseño arquitectónico privilegiado, ya que generan un mínimo impacto ambiental. 

En el contexto español también hay que hablar sobre el Cohousing Senior (aquel que está enfocado en individuos mayores a 65 años). 

Existen algunos proyectos que reflejan este modelo en Madrid, Málaga, Valladolid, Andalucía, Cataluña y Cuenca, y que vale la pena explorar y preservar.

Este tipo de proyectos arquitectónicos están fundamentados en el principio del “triple balance”. Es decir, son viviendas colaborativas que: 

  • Guardan una gran relación constructiva con el medio ambiente. 
  • Se construyen pensando en las personas. 
  • Están construidas en relación con la economía. 

Continuidad y legado

En este punto es válido preguntarse cómo ha logrado sobrevivir este modelo por tanto tiempo, tanto en España, como en otras regiones del mundo. 

Algunos consideran que la expansión del Cohousing atiende al cambio de paradigma que ha venido experimentando la sociedad mundial en las últimas décadas. 

Las generaciones más longevas añoran sentirse activas y constatar que siguen siendo parte de la sociedad. Además, valoran profundamente la economía social y solidaria, así como la ayuda mutua, la convivencia y también la autonomía. 

Otros están convencidos de que la reconfiguración de la conciencia espacial individual ha sido un factor de peso. Especialmente porque la configuración del espacio doméstico es un reflejo primario de nuestra realidad social y de su inherente evolución. 

¡El Cohousing llegó para quedarse!

Ahora que sabes qué es el Cohousing es probable que te preguntes si ha llegado para quedarse ¡Y la respuesta es sí!

Este modelo de viviendas colaborativas tiene más de cinco décadas arraigado en países como Dinamarca y Suecia, y en los últimos diez años también ha cobrado fuerza en España. 

De hecho, el Plan Estatal de Vivienda 2022-2025 prevé el desarrollo de nuevas viviendas colaborativas en este país.

Por lo tanto, el Gobierno español ha diseñado un programa de ayudas para incentivar el Cohousing y facilitar sus procesos de alquiler. 

Según un real decreto publicado en el Boletín Oficial del Estado, el Gobierno considera que estos espacios podrían ser intergeneracionales y que “posibilitan una mayor integración entre los inquilinos”. 

Si te emociona la posibilidad de compartir espacios, o estás contemplando la idea de vivir en comunidad, es probable que el modelo del Cohousing te resulte interesante y atractivo. 

En ese caso, en CMYK Arquitectos pueden asesorarte a profundidad sobre este tipo de viviendas colaborativas. 

Puedes contactar a su equipo para disipar dudas y obtener una información más detallada e inmediata. 

Por último, nos gustaría que te unas a nuestra comunidad en Facebook. De esa forma recibirás actualizaciones en materia de Diseño, Arquitectura y Construcción. 

 

¿Quieres saber cuánto te costaría tu nueva casa?

¡Pide ya tu presupuesto gratis!

Otros artículos que te pueden interesar

Arquitectura Circular: Importancia y beneficios

1 de septiembre de 2022

La arquitectura circular está estrechamente vinculada con la arquitectura sostenible ¡Y esa es una verdad sin medias tintas! Básicamente, […]

Leer artículo

Casas Prefabricadas vs Tradicionales

27 de julio de 2020

Si eres una persona práctica pero también un poco pragmática, es muy probable que te cueste trabajo establecer comparaciones […]

Leer artículo