Casa inteligente: ¿quieres vivir en ella?

Hoy en día habitar una casa inteligente es completamente posible. Solo necesitas planificar la transformación de tu vivienda con paciencia, dedicación y ayuda profesional.

Sin duda, la domótica será tu mejor aliada al momento de convertir tu hogar en un smart home, puesto que sus sistemas y funcionalidades son las más apropiadas en este caso.

En este artículo te contaremos más sobre este tipo de viviendas. Sabrás cuáles son sus características, o cómo puedes automatizar sus espacios para que tus tareas domésticas sean menos estresantes.

Por lo tanto, te invitamos a leerlo hasta el final. Te garantizamos que la información que te compartiremos sobre las casas inteligentes te resultará útil, valiosa e interesante.

casa inteligente

 

 

¿QUE ES UNA CASA INTELIGENTE?

¿Sabías que puedes encender las luces de tu vivienda con tan solo un aplauso?, o ¿controlar la temperatura de tu hogar desde tu móvil?

Estas son características de una casa inteligente. Todas están pensadas para hacerte sentir cómodo y plácido en cada uno de sus espacios.

Una casa inteligente cuenta con una tecnología domótica de primera. Por ende, te ofrece confort, relajación, comodidad y seguridad.

¿Por qué es inteligente?

Estas viviendas vanguardistas poseen sistemas domóticos especialmente diseñados para facilitarte las tareas del hogar.

De hecho, puedes realizar una gran variedad de actividades desde la palma de tu mano, pues la mayoría de los sistemas se controlan desde tu smartphone.

En esencia, este tipo de casas te ofrecerán un mayor grado de comodidad. Además, te ayudarán a sentirte más seguro o protegido en todos sus ambientes.

Por lo tanto, poseen características y funcionalidades específicas que las convierten en  hogares inteligentes capaces de suplir todas tus necesidades domésticas.

 

TIPOS DE CASA INTELIGENTE

Existen distintos tipos de casas inteligentes, tales como las que te describiremos a continuación: 

1. Casa inteligente controlable:

Una casa inteligente controlable te permite manejar la mayoría de sus dispositivos con facilidad y eficacia.

En efecto, puedes valerte de los controladores remotos integrados, o de los dispositivos interconectados, para facilitar la comunicación entre los diversos elementos del hogar.

En la actualidad puedes interconectar los televisores, ordenadores, electrodomésticos y más, para que su funcionamiento sea cada vez más sencillo y práctico.

De esa manera no tendrás que preocuparte por encenderlos o apagarlos manualmente, ya que estarán conectados entre sí.

2. Casa inteligente programable:

Su nombre lo dice: son casas que te permiten programar una gran variedad de funciones. Por lo general, utilizan sensores que detectan encendidos, apagados o movimientos.

3. Casa inteligente autónoma:

Una casa inteligente es completamente autónoma. Esto significa que te ahorra todo el trabajo ya que puede programarse o configurarse por sus propios medios.

Un punto importante que debes conocer es que estas viviendas domóticas guardan una estrecha relación con el llamado “Internet of Things” (IoT), mejor conocido como el “Internet de las Cosas”.

Básicamente, el IoT facilita las interconexiones entre varios dispositivos informáticos a través de Internet, lo cual ha revolucionado las comunicaciones a grandes rasgos.

FUNCIONES DE UNA CASA INTELIGENTE

Los sistemas inteligentes o domóticos de tu smart home deben cumplir algunas funciones especiales, tales como:

1. Ofrecer servicios de calefacción

La automatización del sistema de calefacción representa un gran alivio económico porque fomenta el ahorro energético significativamente.

Por lo tanto, podrás disfrutar de un ambiente cálido y ameno dentro de tu hogar sin que esto te cueste una fortuna, lo cual es fantástico.

¿Te preguntas cómo es esto posible? La respuesta es simple: gracias a la instalación de medidores inteligentes de energía que se conectan a cualquier mecanismo de calefacción (sin importar si es eléctrico, de aceite o gas).

Este sistema domótico te permitirá controlar la temperatura de tu hogar inteligente, -incluso al estar en otro lugar-, con tan solo acceder a su plataforma.

En palabras más sencillas: te asegurarás de que todos los ambientes de tu casa tengan la temperatura adecuada sin desperdiciar energía.

2. Brindarte una iluminación inteligente:

Automatizar el sistema de luces es crucial durante el diseño de una casa inteligente, y en la mayoría de los casos se instalan focos que funcionan sin intervención humana.

La finalidad de esto es que cada punto de luz pueda encenderse o apagarse de manera automatizada.

No obstante, lo más aconsejable es colocar dichos focos en áreas estratégicas de la casa inteligente, como en las habitaciones o en la entrada, pues su precio suele ser elevado.

3. Contar con sistemas de seguridad:

Una casa inteligente es sinónimo de seguridad. Actualmente los sistemas domóticos cuentan con esquemas de vigilancia de alto alcance, lo cual te mantendrá 100% protegido y a salvo.

Por lo tanto, es muy común que estas viviendas cuenten con las siguientes funcionalidades de seguridad:

  • Cerraduras inteligentes (que funcionan mediante aplicaciones móviles).
  • Bloqueo automático de puertas y ventanas.
  • Activación de alarmas.
  • Emisión de mensajes de emergencia o alerta.
  • Controles de intrusión.
  • Cámaras de vigilancia Wi-Fi.

Casi todos estos sistemas pueden controlarse desde el teléfono. Así que recibirás notificaciones en tiempo real ante cualquier eventualidad que se genere en tu casa inteligente.

4. Integración de equipos inteligentes:

Si quieres vivir en una casa inteligente que te facilite la vida al máximo no olvides gestionar remotamente sus dispositivos. Los más comunes son:

  • Cocina.
  • Lavadoras.
  • Cafeteras.
  • Microondas.
  • Frigoríficos.
  • Televisores.

Hoy en día se conectan fácilmente a las redes inalámbricas del hogar y te permiten encenderlos, apagarlos o regularlos con tan solo un clic.

Y es que al conectarse a Wi-Fi posibilitan la automatización de sus funciones, lo cual optimizará tu tiempo como nunca antes.

A ver, ¿te gustaría levantarte en las mañanas y conseguir tu café recién hecho?, o ¿encender tu lavadora estando fuera de casa para incrementar tus horas de descanso?

Pues todo esto es posible mediante los sistemas domóticos de accesibilidad y comunicación que están presentes en una casa inteligente ¿Acaso no son fantásticos?

casa inteligente

 

PASOS PARA TENER UNA CASA INTELIGENTE

1. Planifica tu casa inteligente:

Si estás planificando algún tipo de reforma en tu vivienda no olvides incluir los sistemas domóticos que harán tu vida más amena.

Las casas inteligentes se revalorizan con el pasar del tiempo. Esto te beneficiará enormemente si decides venderla en el futuro.

Además, podrás recuperar tu inversión en un lapso menor a unos 10 años. Y por si fuese poco, tu ahorro energético podría alcanzar el 20% en el mejor de los casos.

2. Transforma tu hogar paulatinamente:

Lo más seguro es que quieras habitar una casa inteligente cuanto antes, pero la verdad es que esta transformación toma su tiempo.

Por tal motivo te recomendamos asumir este proceso de forma progresiva, en lugar de hacerlo todo de una sola vez (especialmente si tu presupuesto no es holgado).

Así te asegurarás de mantenerlo al margen, y no te endeudarás sin necesidad, lo cual te evitará disgustos y malos ratos.

Además, debes saber que los sistemas domóticos te permiten agregar módulos por separado, lo cual te caerá como anillo al dedo si has decidido ir paso a paso.

En un principio podrías configurar los sistemas de vigilancia. Y posteriormente ir agregando nuevas funcionalidades (de entretenimiento, accesibilidad, etc.)

3. Piensa en la compatibilidad:

Es indispensable que sepas que una casa inteligente requiere interconexiones entre dispositivos o equipos informáticos. Por ende, la compatibilidad es un factor muy importante.

En consecuencia, te sugerimos evaluar cómo conectarás tus electrodomésticos entre sí para que funcionen apropiadamente.

Pregúntate cuál tecnología usarás: ¿Será la de Apple, Google o Samsung? Cada una de ellas te ofrece excelentes alternativas de compatibilidad.

De modo que su elección dependerá de cuánto quieras gastar, o de las necesidades técnicas del hogar.

4. Mejora las conexiones de la vivienda:

Es imposible que tu casa inteligente funcione apropiadamente si las conexiones o redes inalámbricas no están optimizadas.

Lo ideal es que no existan problemas de recepción. De lo contrario, te enfrentarás a contratiempos indeseados que te restarán tranquilidad y calma al estar en tu smart home.

5. Asesórate con un experto:

Afortunadamente existen múltiples empresas encargadas de instalar sistemas domóticos en las viviendas con mucha profesionalidad.

No dudes en contactarlas porque estas compañías te garantizarán un servicio de alta calidad. Al final quedarás satisfecho con los resultados y esto es lo más importante.

 

DISPOSITIVOS DE UNA CASA INTELIGENTE

  • Cerraduras inteligentes:

Son aquellas que puedes abrir sin llaves, es decir, con un dedo, o con tu smartphone. En España existen marcas muy buenas que te ofrecen seguridad, comodidad y practicidad.

  • Frigoríficos de última generación:

Son capaces de darte sugerencias de menú, de indicarte los alimentos que ya van a caducar, o de avisarte cuáles son los que están por terminarse.

Estos vienen con pantallas táctiles y cámaras internas que escanean los productos para llevar un inventario de los mismos, y sobre todo, para identificar sus fechas de caducidad.

  • Bombillas de uso remoto:

Puedes controlar la calidez de cualquier espacio, o inclusive, apagar las luces del salón sin siquiera estar en casa, con tan solo acceder a tu teléfono móvil.

Todo esto es posible gracias a las bombillas inteligentes que le aportan el tono que quieres a tu hogar, a la par de cuidar el medioambiente puesto que ahorran electricidad.

  • SmartTVs:

Seguramente tienes más de uno en tu casa, ya que tienen bastante tiempo disponibles en el mercado.

Su funcionamiento es muy sencillo: se conectan a Internet y te permiten ver series, películas, descargar aplicaciones, jugar, navegar por la web y más.

  • Equipos autónomos de limpieza:

¿Estás cansado de hacer la limpieza de tu hogar?, o ¿simplemente no tienes tiempo para esto?

De ser así no dudes en adquirir equipos autónomos de limpieza, como los robots aspiradores.

Dichos dispositivos hacen todo el trabajo por sí mismos, así que lo único que te tocará hacer será encenderlos.

  • Asistente virtual:

Alexa es uno de los más populares del momento. Fue fabricado por Amazon y funciona como un centro de control virtual que te dará una mano con las tareas domésticas que tengas pendientes.

Los asistentes virtuales se controlan con la voz y pueden ayudarte a:

  • Reproducir canciones.
  • Despertar de una siesta.
  • Llamar a otros contactos.
  • Organizar tu agenda.
  • Y mucho más.

En resumen, estos son solo algunos de los dispositivos inteligentes que no pueden faltar en tu vivienda del futuro. Aunque también debería contar con:

  • Controladores de termostatos.
  • Detectores de humo.
  • Sensores de inundaciones.
  • Detectores de fugas de gas.

casa inteligente

VIVE EN UNA CASA INTELIGENTE

Vivir en una casa inteligente es completamente factible, pero debes tener un presupuesto holgado para lograrlo.

Sin embargo, los sistemas domóticos te facilitarán la vida al máximo. Por lo tanto, esta inversión te resultará completamente apropiada en el corto, mediano y largo plazo.

Tan solo debes asesorarte con un grupo de expertos en domótica para que tu vivienda sea exactamente como la soñaste.

En tal sentido, te invitamos a contactar a CMYK Arquitectos. Nosotros trabajamos con profesionales plenamente facultados para ofrecerte información confiable y acertada.

Finalmente, no olvides seguir nuestra página de Facebook para que conozcas otras temáticas similares que te resultarán muy prácticas y utilitarias.

Deja un comentario