¿Cómo construir una Passivhaus?

Hoy en día muchas personas anhelan vivir en una casa completamente cómoda, atractiva y funcional, pero sobre todo que sea amigable con el medioambiente. Y si tu eres una de ellas debes saber cuanto antes cómo construir una passivhaus.

Esencialmente se trata de una vivienda que te ofrece un alto nivel de comodidad, y que a la vez reduce el consumo de energía dramáticamente.

Este concepto se originó a finales de los 70 en el continente americano, pero también es válido mencionar que la experticia alemana en torno a la eficiencia energética influyó mucho en el desarrollo de este tipo de viviendas.

Habitar una casa pasiva, o passivhaus, te ofrece múltiples ventajas, como la reducción del gasto de calefacción, o el aprovechamiento de la ventilación natural.

Entonces, si te interesa conocer más sobre cómo construir una passivhaus te invitamos a completar esta lectura cuanto antes.

como construir casa pasiva

 

¿QUE ES UNA PASSIVHAUS?

Antes de saber a profundidad cómo construir una passivhaus es necesario que conozcas su definición.

En líneas generales podemos decirte que una passivhaus es aquella que promueve la eficiencia energética sin sacrificar la comodidad o el confort de sus espacios interiores.

Estas casas sientan sus bases en la arquitectura bioclimática, pues la idea es darle vida a un espacio completamente funcional a partir de energías mayoritariamente renovables.

En esencia, una casa pasiva cumple con un propósito supremo: reducir el consumo energético. Y para ello se cuidan muchos detalles arquitectónicos y de diseño.

Háblanos de tu proyecto

Reserva una videollamada con nosotros donde resolveremos todas las dudas que tengas de tu proyecto

 

ORIGEN DE LA PASSIVHAUS

Las primeras referencias de las casas pasivas surgieron en el año 1979, específicamente en los Estados Unidos cuando Edward Mazria publicó su libro Passive Solar Energy Book.

En este material el autor narra las experiencias de algunas viviendas capaces de minimizar el uso de los sistemas tradicionales de calefacción y refrigeración.

Él explicaba que era posible aprovechar las condiciones climáticas de un determinado sitio para alcanzar un alto grado de confort sin tener que consumir una gran cantidad de energía

Para Mazria, el término “pasivo”, o passive, define un principio de captación, almacenamiento y distribución capaz de funcionar por sí mismo (sin energía exterior).

como construir casa pasiva

 

¿COMO CONSTRUIR UNA PASSIVHAUS?

Ahora que conoces qué es una casa pasiva y cómo se originó, es momento de explicarte cómo construir una passivhaus.

Básicamente, es necesario asumir los mismos procesos de construcción de una casa convencional o no pasiva. Esto implica:

  •     Conseguir una parcela.
  •     Encargarle el proyecto de construcción a un arquitecto.
  •     Solicitar y obtener las respectivas licencias de obra.
  •     Solicitar financiación hipotecaria –en caso de que se requiera-
  •     Ejecutar la obra de arquitectura y diseño.

No obstante, existen claras diferenciaciones entre un proyecto de passivhaus y uno de construcción tradicional.

Por ejemplo, los elementos que componen una casa pasiva están completamente alineados con el respeto al medioambiente.

Esto se traduce en que su construcción se adapta por completo a las condiciones climáticas del entorno.

 

COMO CONSTRUIR UNA PASSIVHAUS CON EXITO

¿Te preguntas cómo construir una passivhaus con éxito? De ser así debes tener en cuenta los siguientes factores:

1. Se debe aprovechar la radiación solar

El aprovechamiento de la radiación solar es sin duda el punto focal de cualquier casa pasiva.

Esto consiste en utilizar la captación y la protección solar para controlar la temperatura de la casa durante cada estación del año.

Una passivhaus debe evitar el sobrecalentamiento en el verano, o las temperaturas muy frías durante el invierno, sin recurrir a equipos o sistemas externos que consumen mucha energía.

¿Cómo aprovechar la radiación solar?

  •     Mediante una correcta orientación de las ventanas

Si la casa pasiva está orientada al sur, pues el 70% de la superficie de su fachada debe estar acristalada para controlar con éxito la incidencia solar.

Pero si la casa tiene otra orientación, entonces será necesario reducir la superficie de la fachada.

Esto se debe a que la ventana de la fachada facilita el intercambio de calor entre el interior y el exterior en una mayor escala. En palabras más sencillas: el aislamiento obtenido es menor.

El tamaño y posición de las ventanas también juega un rol importante en el aprovechamiento solar.

Esto significa que si existen elementos a su alrededor que proporcionen mucha sombra, como arbustos, u otro tipo de vegetación capaz de bloquear el sol, no servirá de mucho instalar grandes ventanales.

orientacion de las ventanas

 

  •     Mediante una correcta orientación de las estancias

Las estancias de la casa pasiva deben estar correctamente orientadas –en relación al sol-.

Por lo tanto, los espacios de uso diurno, como la cocina o el salón principal, deben ubicarse hacia el sur para aprovechar el calor solar.

Y en realidad este factor cobra más sentido al recordar que estas áreas suelen ser las más espaciosas, por lo que necesitan un mayor grado de calentamiento para ser confortables.

Paralelamente, las estancias de uso nocturno, como las habitaciones, e inclusive, las menos frecuentadas, como los trasteros o los salones de lavado, deben ubicarse hacia el norte.

  •     Evitando la radiación durante el verano

En verano es imprescindible evitar el exceso de radiación solar, puesto que la idea es captar únicamente la cantidad de calor necesaria para que el interior de la passivhaus se mantenga cómodo.

Una gran manera de lograrlo es instalando pérgolas, porches, o filtros solares en las ventanas.

Los porches, en particular, son muy útiles porque permiten frenar los rayos del sol durante el verano, pero no durante el invierno.

  •     Instalando un muro trombe

El muro trombe atiende a un sistema especialmente diseñado para aprovechar la radiación solar mediante dos grandes capas de fachada.

El funcionamiento es el siguiente: se instala un cristal, o un policarbonato transparente, delante de un muro orientado al sur.

Luego, se deja un espacio de aire y se instalan compuertas para modificar el comportamiento del muro en función de la temperatura y de la época del año.

De modo que en verano se mantienen las compuertas abiertas para incentivar la circulación del aire y evitar que el interior de la passivhaus se caliente.

Mientras que en invierno el aire pasará por la cámara –entre el cristal y el muro- y se calentará gracias a la radiación solar.

Finalmente, en las noches se deberán cerrar todos los pasos de aire para que el interior de la vivienda conserve su aire caliente.

 

2. Creando ventilaciones naturales

En este punto hay que destacar la llamada “ventilación cruzada”. Este método consiste en incorporar ventanas en fachadas opuestas, con la finalidad de facilitar la circulación del aire.

 

3. Incrementando el aislamiento

Con el aislamiento se puede conservar una temperatura cómoda y agradable en el interior del hogar. En consecuencia, el grosor del aislamiento cobra una vital relevancia.

A manera referencial podemos decirte que una casa convencional acepta unos 8 centímetros de aislamiento, mientras que el aislamiento de una casa pasiva necesita un grosor de 15 o 20 centímetros aproximadamente.

Aunque la cantidad exacta estará determinada fundamentalmente por las necesidades de la zona climática en la que se ubique la vivienda.

Por otro lado, es imperativo que no existan puentes térmicos en la casa pasiva. Estos se producen cuando un mismo elemento constructivo tiene contacto directo con el interior o exterior del hogar.

En otras palabras, se genera cuando no existe una capa de aislamiento capaz de separar ambos ambientes.

4. Aprovechando la inercia térmica

Las personas familiarizadas con cómo construir una passivhaus saben que este es un factor crítico de éxito.

La inercia térmica no es más que la capacidad que tiene un determinado material para almacenar calor.

Al principio le tomará tiempo calentarse, pero una vez que lo logre y el ambiente esté más frío, podrá liberar su calor con eficiencia.

Principales materiales con inercia térmica

  •     Piedras naturales.
  •     Hormigón.
  •     Tierra.
  •     Bloques de termoarcilla.
  •     Césped.

Algunos de ellos se utilizan en el interior de la vivienda, y otros en el exterior, dependiendo del objetivo que se desee conseguir.

No obstante, hay que mencionar que el uso de este tipo de materiales de construcción reduce los gastos energéticos vinculados a la climatización.

En síntesis, reducen el consumo de energía en el hogar sin sacrificar el confort o la seguridad de sus habitantes.

Háblanos de tu proyecto

Reserva una videollamada con nosotros donde resolveremos todas las dudas que tengas de tu proyecto

 

5. Generando energía mediante fuentes renovables

Para saber muy bien cómo construir una passivhaus debes comprender el rol que juegan las energías renovables en este tipo de proyectos.

A lo largo de este artículo hemos insistido en la importancia de controlar la temperatura en el hogar, tanto en invierno como en verano.

Y aunque hemos resaltado varios mecanismos “naturales” para lograr este cometido con éxito, también es válido mencionar que las casas pasivas suelen requerir un aporte energético adicional.

Pero la clave del éxito radica en que este provenga de fuentes de energía renovables, como la solar, eólica, e incluso, la geotérmica.

Dicha energía puede ser utilizada para calentar el agua o el aire sin generar residuos ni agentes contaminantes que perjudiquen al hombre y al entorno natural.

como construir casa pasiva

 

CUANTO CUESTA CONSTRUIR UNA PASSIVHAUS

En este punto ya sabes cómo construir una passivhaus, así que nos enfocaremos brevemente en decirte cuánto cuesta.

Sin duda, el coste de construcción de una passivhaus es superior al de una vivienda tradicional porque sus requerimientos son un poco más demandantes.

En promedio, una casa pasiva de obra nueva puede costar unos 1.250€/m2. Aunque a esto deberías sumarle unos 3.000€ si deseas obtener una certificación energética Passivhaus.

¿Qué es un certificado Passivhaus?

Esta se refiere a un sello passivhaus que garantiza que la vivienda consume menos energía que una casa convencional en términos de calefacción y refrigeración.

Por lo tanto, certifica que el consumo energético de dicho hogar es ínfimo, o prácticamente nulo.

Comúnmente se le es otorgado a aquellas casas que responden a un gasto de calefacción inferior a los 15kWh/m2.

¿Te preguntas cómo conseguir esta certificación? La respuesta es simple: contactando a un estudio de arquitectura con sólidos conocimientos en la materia.

Adicionalmente, este debería trabajar con certificadores oficiales. A final de cuentas ellos son los encargados de brindarle un mayor soporte al estudio passivhaus.

como construir casa pasiva

 

¿COMO CONSTRUIR UNA PASSIVHAUS A TU MEDIDA?

Si te interesa saber más sobre cómo construir una passivhaus te invitamos a contactar a expertos en la materia cuanto antes.

En CMYK Arquitectos podemos asesorarte profesionalmente. Contáctanos para conocer nuestros servicios y nuestro gran compromiso con la arquitectura sostenible.

Finalmente, si quieres estar al tanto de nuestras próximas publicaciones no olvides seguir nuestra página de Facebook.

Deja un comentario

Abrir chat